SONORA BORINQUEN

Una sonora que consigue nuevos fieles

La histórica orquesta de música tropical toca mañana en Bluzz Live, un reducto novedoso.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Sonora Borinquen. Foto: Agustin Fernandez

Si algo le faltaba a Sonora Borinquen en estos 53 años de carrera era convertirse en un grupo de culto. Aunque para Carlos Goberna Jr. no signifique mucho cambio en su rutina de hacer bailar a los uruguayos, lo cierto es que Bluzz Live es un reducto novedoso para una agrupación más ligada a salas de baile o a los escenarios populares. Habitualmente dedicado a otros géneros (desde Fernando Cabrera a Buenos Muchachos pasando por bandas de heavy metal finlandés), mañana Bluzz Live recibe a Borinquen y al excantante de Conjunto Casino, Chico Ferry.

La excusa es la presentación de Macondo revisitado, el disco en vinilo y CD editado por el sello español Munster Records. Curado por Nandy Cabrera, recopila canciones de orquestas tropicales uruguayas de la década de 1970 que grabaron, precisamente, para el sello Macondo. Bluzz Live está en Daniel Muñoz y Defensa, las puertas se abren 21:30 y las entradas salen 250 pesos.

El descubrimiento de Borinquen para una nueva generación también incluye un libro, ¡Hasta Borinquen!, editado por Estuario, con fotos y una crónica de la orquesta a cargo de Diego Recoba y Agustín Fernández, ambos nacidos en la década de 1980 y periodistas de la diaria. La "cumbia" llega a ambientes donde antes no llegaba.

Igual, "sigue habiendo ese tabú, sigue habiendo ese no para nuestra música, siendo que no hay nadie que me pueda decir que no es la música más popular de este país", dice Goberna Jr., hijo del fundador de la banda y con quien comparte la parte vocal. Pone como ejemplo la reciente negativa del Teatro Solís a alojar un show de Fata Delgado. Borinquen tocó en el Solís en 1976 en una serie de conciertos llamados Tropical de gala, recuerda.

Fundada en 1964 por el ciudadano ilustre de Montevideo Carlos Goberna, la sonora Borinquen no ha parado de tocar en este medio siglo, aun cuando continuidad se vio amenazada con aquel malón de bandas como Chocolate y Nietos del futuro. Aún hoy, en tiempos de otro malón de música tropical, tocan un promedio de ocho shows por fin de semana.

Capaz que la fidelidad a su estilo, "la plena-danza" sea una de las razones de su permanencia.

"Borinquen no ha cambiado", dice Goberna Jr. "Sigue manteniendo su estilo y su formación de tres trompetas, tres cantantes, congas, timbales, teclado y bajo. Seguimos haciendo los temas de hace 30 años porque la gente los pide". Esa es la formación histórica de una sonora.

Macondo revisitado —subtitulado "The Roots of Subtropical Music. Uruguay 1975-1979" ("Las raíces de la música subtropical")— incluye a Grupo Electrónico Keguay, Conjunto Casino, Combo Camagüey, Grupo Latino, Sonora Cienfuegos y Manatí, entre otros. El disco fue armado a partir de los masters originales por lo que el sonido quedó notoriamente mejorado.

Cabrera, que nació en Suecia en 1978, viene difundiendo la música tropical uruguaya a partir de una investigación "musicológica". Suele animar fiestas tirando a hipster con esta música atendiendo como Selectorchico. Mañana en Bluzz Live, además de pasar música también hará una exhibición de las portadas de los discos entre otros materiales gráficos de época que ya mostró en Londres. Cabrera ya organizó toques de Borinquen en otro lugar inusual, Paullier y Guaná.

Macondo Discos fue fundado por el empresario chileno Luis Onel a comienzos de la década de 1970. De acuerdo a la gacetilla de prensa que acompaña Macondo revisitado "en sus principios el sello edita un catálogo de folklore, tango, murga y rock, pero a partir de 1975, con la edición de los elepés Tropical caliente de Cienfuegos y Exclusivo! de Borinquen, se inicia la era dorada de la música tropical en nuestro país", una definición que pertence, precisamente, a Goberna.

Esa música tuvo un canal de difusión a partir de decenas de bailes, hoy emblemáticos, como el Sudamérica, el Rowing o el Coben, apócope del nombre del gran promotor de ese tiempo, Coco Bentancur. Aunque la gente va a ir a Bluzz Live a bailar y disfrutar, como dice Cabrera, está claro que hay cierta intelectualización en lo que antes era visto como un fenómeno estrictamente popular.

A Borinquen eso no le cambia nada. "El show que haremos es el mismo que hacemos en todos lados", dice Goberna Junior. Igual, están abiertos a sugerencias: en su repertorio hay 50 temas ensayados y prontos. Y sí. Tienen una usina de medio siglo de éxitos.

"Es un desahogo de los fines de semana para mí"


Chico Ferry, la gran voz de conjunto casino, también se presenta mañana.

Atiende la llamada de El País a mediodía, en una pausa de su trabajo de todos los días: junto a su mujer, es cuidacoches de una funeraria, una tarea bastante diferente a la que hizo que el público uruguayo lo reconociera, y a la que vuelve al menos cada fin de semana. Es que Chico Ferry es, entre otras tantas cosas que hizo en una larga trayectoria como cantante de música tropical (incluso salió en comparsas), la voz de Conjunto Casino, una de las grandes orquestas que ha sabido tener Uruguay.

"Por fin alguien se preocupa de los músicos viejos, de los pocos que vamos quedando, ¿comprende? Lo estoy viviendo muy bien, para mí es un placer que este muchacho se haya preocupado por editar este disco", dice Ferry en referencia al trabajo que hizo Nandy Cabrera, revisitando las ediciones del sello Macondo.

"Nosotros nos hemos sacrificado muchísimo dentro de la música tropical", asegura Ferry, que se cuida la garganta para poder seguir cantando cada vez que tiene la oportunidad. "Cuando uno hace algo que le gusta, tiene que preocuparse porque le salga lo mejor posible", comenta, y agrega que cantar "es un desahogo de los fines de semana para mí. Lo hago porque me gusta, si no hubiera dejado; y mientras me dure la garganta lo voy a seguir haciendo.

Los más jóvenes cuando me saludan, me dicen: "¿Cómo le va, maestro?".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)