CRÍTICA

Cuando el rock y la lírica convergen en la voz de una cantante prodigio

El pasado lunes la cantante Tarja Turunen se presentó junto a la Orquesta Filarmónica de Montevideo en el Teatro Solís para celebrar los 100 años de la Independencia de Finlandia

Tarja Turunen. Foto: Eugenio Mazzinghi, Facebook Filarmónica de Montevideo
Tarja Turunen. Foto: Eugenio Mazzinghi, Facebook Filarmónica de Montevideo

Acá hay más gente como nosotras”, dijo una chica a otra. Ambas estaban en un rincón del hall del Teatro Solís y llevaban jeans, zapatillas y remeras de rock. Otro día tal vez no sentirían la necesidad de encontrar a los suyos - sabido es que el teatro se ha volcado a diversificar sus espectáculos con toques de La Tabaré un día y un pianista clásico al otro. Pero el lunes, la gala de la Orquesta Filarmónica de Montevideo se encontró con una de las voces del rock sinfónico más conocida: la finlandesa Tarja Turunen, para celebrar los 100 años de la independencia de Finlandia, que se declaró el 6 de diciembre de 1917. La cantante también se presentó el 27 de noviembre en La Trastienda con The Shadow Show, su versión más rock.

La imagen de las chicas con sus remeras sirve para resumir el espíritu que reunió en una sala repleta la dualidad de la cantante lírica que de grande se volcó al rock y alcanzó fama mundial con la banda de metal Nightwish (entre 1997 y 2005), pero sin nunca dejar la música clásica que la formó, con la que ha dado innumeros conciertos internacionales e incluso se posicionó en las listas de álbumes clásicos de Alemania e Inglaterra.

Volviendo al Solís ese lunes, al instante seguido de que el público se pusiera de pie para cantar el Himno Nacional de Uruguay, cuando entró Tarja y se acopló a una orquesta siempre atinada y dirigida por Ligia Amadio para entonar el himno finlandés, porque a final de cuentas eso nos reunió allí, la conmemoración patriótica de su país.

Así, el repertorio fue, a excepción de “Solveig’s song” del noruego Edvard Grieg, al completo de compositores finlandeses, con predominio de la música de Jean Sibelius, de quien se interpretó “Valse triste”, definida por Tarja como una “canción que significa amor” para Finlandia, una composición tradicional de ese país “que canta mucho”, como también acotó la artista.

El humor de Tarja, la precisión y energía de Ligia Amadio, que se desgarra a la hora de dirigir la orquesta, marcaron un concierto que tuvo hasta composición de la cantante cuando anunció: “Ahora van a escuchar una canción mía” y cantó “The Reign”.

El nivel artístico y musical dejó a los presentes más que conformes, un gusto que demostraron de pie, con un aplauso interminable y ovaciones que fueron desde los clásicos “bravos” de concierto a gritos de “Te amo Tarja” o “Eres maravillosa”.

FICHA

100 AÑOS DE FINLANDIA [****]

Director: Ligia Amadio Solista: Tarja Turunen Programa: “Valse triste”, “En etsi valtaa, Loistoa”, “Demanten PåMarssnön op. 36, n° 6” y “Finlandia” de Jean Sibelius; “Solveig’s song” de Edvard Grieg; “Myrskyluodon maija” de Lasse Mårtenson; “Soi vienosti murheeni soitto” de Oskar Merikanto; “The Reign” de Tarja Turunen Dónde: Teatro Solís Cuándo: lunes 4 de diciembre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)