VIDEO

Papina De Palma: atravesando instantes decisivos

Tras ganar dos Graffiti, la cantautora presenta mañana en la Zitarrosa su primer disco

Si no puede ver el video haga click aquí

Le siguen preguntando si su nombre es real o un invento, siguen equivocándose con su apellido —dicen Di Palma, como el piloto argentino— y ella sigue preguntándose cómo se hace en este país para vivir de componer, cantar y editar sus canciones. Y en todo ese proceso, que puede tener tantos altos como bajos, Papina De Palma siempre sonríe. Sonríe y habla sin parar, entusiasta y optimista, mucho más por estos días: mañana a las 21:00 presentará, en la Sala Zitarrosa (entradas en Tickantel y boletería a $ 380), ese primer disco que estuvo trabajando durante tanto tiempo y que editó a fines del año pasado.

Instantes decisivos la llevó a instalarse una temporada en Argentina, a vender hasta su guitarra para tener dinero que invertir en el producto final, a tocar en cuanto lugar se le ha cruzado y a ganar dos premios Graffiti este año, uno como mejor artista nuevo y otro como mejor álbum pop.

La llevó a posicionarse rápidamente en la escena local, a empezar a descubrir el interior, a cruzarse con colegas de distintos ámbitos pero, sobre todo, a ser descubierta. Sus canciones de amor, frescas y dulces, con delicados arreglos de guitarra y letras recargadas de palabras e imágenes, no demoraron en conquistar al escucha.

—Hemos hablado de este disco, Instantes decisivos, en distintas instancias. Ahora estás por presentarlo, lo has tocado un montón y supongo que el contacto con la obra es diferente a las veces anteriores.

—¡Totalmente! Y a la vez es nuevo, porque es un formato nuevo, y este espectáculo es mucho más trascendente. Para mí es el show más importante que hice en mi vida, y me sobrecargo con esa responsabilidad. Estoy superentusiasmada y a la vez siento que tengo que hacerme cargo de esto; igual es una responsabilidad linda. Pero no puedo concentrarme en nada más.

—Pero es parte del proceso.

—Es parte y es hermoso, es un caos hermoso que estoy recontradisfrutando. Y no parece que vaya a terminar al otro día, porque todas las cosas a las que me invitaban y no agarré por la presentación del disco, las pateé para después. Pero me alegra no parar, es algo bueno.

—¿Cómo se siente, finalmente, estar tocando con una banda que armaste vos? Porque para el disco grabaste de otra manera y con varios músicos.

—Claro, no hubo una instancia de ensayo con la banda; era más ir al estudio, jugar y ver qué iba pasando. Me siento rebien, acompañada por ellos, siento que hacen un esfuerzo real porque todo salga bien.

—Cuando estabas haciendo el disco, decías que ibas a quedar endeudada pero que estabas convencida de que era el disco que querías hacer.

—Lo mantengo.

—Ahora que el público está recibiendo ese disco con tanto entusiasmo, ¿qué te genera?

—Sigo teniendo las deudas pero sigo sin arrepentirme de nada. Si tuviera que hacer mi primer disco de nuevo, lo haría de nuevo así aún sabiendo que me iba a costar mucha plata. Es muy placentero saber que me dio abundante laburo, que fue tremendo esfuerzo y que lo están recibiendo bien. ¡Qué alivio! Obvio, vos hacés las cosas a tu manera sin pensar mucho cómo lo van a recibir los demás, pero qué suerte que lo recibieron bien. Es como un agradecimiento permanente.

—Y al margen de los elogios, de que lleves más público a los conciertos, te empezó a pasar que otras personas se graban tocando tus canciones y lo comparten, te lo muestran.

—¡Sí, por Dios! Es increíble y pasa seguido. Me da mucha ternura también cuando son hombres los que las cantan, porque para mí son canciones tan empapadas en algo muy, muy femenino, que me encanta escucharlas en voces masculinas. Es muy notoria la diferencia —si bien yo no me siento nueva como cantautora porque vengo tocando mis canciones hace algunos años— desde que salió el disco, con todo. Que canten mis canciones, la cantidad de gente que va a los conciertos y el interés que muestran, y la repercusión en las redes: esos son como los datos empíricos que tengo.

—¿Qué canciones te están saliendo ahora?

—Ahora hace unos cuantos días que no está pintando mucho porque estoy muy distraída de la parte compositiva, pero creo que todo este caos va a decantar en un montón de cosas nuevas que no tengo idea qué forma y temática van a tener. Pero en todo este período han ido saliendo nuevas. Hace tiempo que estoy escribiendo sobre objetos; eso lo sigo haciendo y me sigue gustando, con un poco menos de disciplina porque tengo muchas cosas aparte de componer. Ahora empecé a estudiar guitarra, y espero que eso me traiga herramientas nuevas para hacer otras cosas, con otros ritmos. Quiero ser mejor. Quiero todo el tiempo ser mejor cantante, compositora, todo, porque es lo que quiero hacer para siempre. Entonces realmente quiero ser la mejor versión de Papina cantautora que sea posible.

Papina De Palma. Foto: Fernando Ponzetto
Papina De Palma. Foto: Fernando Ponzetto




DOS PREMIOS QUE SE SINTIERON COMO UN MIMO


"Cuando salieron las nominaciones me impresionó un poco que un par de discos no estaban, como el de Luciana Mocchi o Nicolás Ibarburu que para mí es el disco del año", dice Papina De Palma hablando de la última edición de los premios Graffiti, en la que consiguió dos aerosoles: a mejor artista nuevo y a mejor álbum pop por Instantes decisivos. "Y estuve muy racional, pensando en que era tremendo mimo pero bueno, y cuando gané me olvidé de todo el raciocinio", cuenta entre risas y agradece el reconocimiento.

"También me copa mucho que se empiece a conocer el nombre de Juanito El Cantor acá, porque es un productor muy bueno y me encantaría que pueda empezar a laburar con artistas de acá".

El Graffiti a mejor álbum pop se lo llevará el productor a Argentina: mientras, descansa junto a la otra estatuilla en la casa que comparte con cineastas, en una "galería" donde están los reconocimientos de cada uno.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)