MÚSICA

Once Tiros y Luciano Supervielle lideran nominaciones para los Graffiti

Los premios se repartirán en dos ceremonias que serán el 12 de julio y el 9 de agosto.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Contundente: así define la banda a "Bunker". Foto: Mika Alvarez

Con siete nominaciones cada uno, Once Tiros y Luciano Supervielle lideran las nominaciones para la 15° edición de los Premios Graffiti, que se repartirán en dos ceremonias: una el 12 de julio en la Zitarrosa, y otra el 9 de agosto en el Auditorio del Sodre.

Con Bunker, una producción independiente, la banda de rock compite mejor productor y mejor compositor (labor compartida por Bruno Andreu, Santiago Bolognini y Pablo Silvera), mejor álbum de rock y blues, dúo o banda del año y álbum del año. Además, “¿Qué sería de mi?” aspira a ser tema del año y a ganar como mejor videoclip.

Luciano Supervielle también va por siete estatuillas gracias a Suite para piano y pulso velado. Es candidato en mejor libro sobre música uruguaya (por las partituras editadas por Ediciones B), álbum de música instrumental, álbum de música electrónica, productor del año, compositor del año, solista masculino y álbum del año.

El que sigue en la lista de más nominados es el trío El Astillero, que reúne a los cantautores Garo Arakelian, Diego Presa y Gonzalo Deniz, y va por seis premios: álbum en vivo, álbum de pop, compositor del año, dúo o banda del año y álbum del año por Sesiones, además de tema del año por “El amor anda suelto”. Y después, con cinco candidaturas, vienen Molina y Los Cósmicos —banda ya disuelta de Nicolás Molina, que tiene nuevo proyecto— y Chillan las Bestias. Molina va por mejor álbum indie, solista masculino del año, álbum de rock y pop alternativo, compositor y álbum del año con El folk de la frontera. La segunda, banda rioplatense en la que canta Pedro Dalton, compite por estas tres últimas, además de diseño de arte y dúo o banda del año, por un disco sin nombre u homónimo.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

Más nominados

El premio a mejor artista nuevo, uno de los más codiciados de los que se entregan en la primera ceremonia, aparecen las bandas The Islingtons, Aborigen, La Mujer Pájaro y Los Buenos Modales, y la solista Papina De Palma.

De estos cinco, tres aparecen en otros rubros: La Mujer Pájaro está en la categoría mejor álbum indie con La calma de las cosas quietas, Los Buenos Modales está en álbum de hip hop por su disco homónimo, y De Palma va por mejor álbum pop por su Instantes decisivos, y por ser la solista femenina del año.

En esa última categoría están también Rossana Taddei por su disco Semillas, Mariana Lucía por Mi corazón bombón, Estela Magnone por Telón y Vanesa Britos por Gracias a la gente. La de solista masculino la completan, además de Molina y Supervielle, Jorge Nasser por su trabajo en vivo Concierto 30 años, Ruben Rada (quien ha pedido ser dejado de lado para que otros músicos tengan oportunidades) por su Tango, milonga y candombe en vivo, y Yamandú Gallo por Encrucijado.

Y en la de dúo o banda del año aparecen, además de Once Tiros, El Astillero y Chillan, Trotsky Vengarán por Relajo pero con orden y Agarrate Catalina por Un día de Julio. Todos estos últimos premios mencionados se repartirán en la gala del 9 de agosto, en el Sodre, que promete ser especial teniendo en cuenta que esta edición celebra 15 años de los premios.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

En líneas generales las nominaciones están bien, aunque sorprende por ejemplo que Senda 7, una banda que con “Buscándome” compite por tema del año, no haya sido tenida en cuenta en categorías como artista nuevo o álbum de pop o de música popular. O que Pau O’Bianchi tampoco aparezca, o que Papina De Palma haya quedado limitada a un par de categorías (que eran casi obligatorias para su disco).

Sin embargo, la gran sorpresa es que Diego Presa no tenga ni una sola nominación más allá de El Astillero cuando Playa desierta, su último trabajo, fue uno de los grandes discos del año. En una premiación siempre habrá alegrías para unos y enojos para otros, pero esta omisión de su álbum —que es bueno en composiciones, en producción y en calidad— es, por todos lados, una injusticia que empaña un poco lo demás.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)