CLÁSICA

Una memorable velada artística con repertorio y artistas excepcionales

El Coro del Carnegie Hall conocido como The Oratorio Society of New York se presentó en el Solís acompañado por la Orquesta Filarmónica de Montevideo. La dirección musical estuvo a cargo del maestro estadounidense Kent Tritle, salvo en las dos últimas obras donde el subdirector argentino David Rosenmayer hizo uso de la batuta.

Además de este coro de 80 integrantes vinieron cuatro solistas destacados: la soprano Jennifer Zetlan, la mezzosoprano Malena Dayen, el tenor Alex Richardson y el barítono Alejandro Meerapfel.

Se inició el concierto con la magnífica Missa Solemnis en do menor de Mozart, que es, después del "Requiem", la obra sacra más importante del genio de Salzburgo.

Luego interpretaron el hermoso Te Deum de Bruckner. Zetlan cantó con singular y expresiva musicalidad, perfecta afinación y una apasionante flexibilidad tímbrica tanto en los pianísimos como en los fortes. Dayen posee una voz adecuada al carácter religioso, su considerable volumen de voz es emitido sin esfuerzo alguno, con una dicción que da transparencia a su fraseo. Richardson con musicalidad noble y potencialidad rica y sonora, se lució en ambas obras. Y el argentino Meerapfel estuvo muy correcto tanto en su desempeño vocal como interpretativo.

El coro mostró gran empaste, muy buena afinación y obediencia inmediata a las mínimas indicaciones del director. Por su parte, la Filarmónica acompañó adecuadamente a las voces, mostrando seriedad y profesionalismo.

Tritle demostró que entre sus grandes virtudes prevalece el aplomo y la sobriedad de gestos, lo que hace que se excluya la menor imprecisión de sus colaboradores, obteniendo de todos por igual una fluidez extraordinaria.

Para cerrar este concierto Tritle cedió su batuta al subdirector Rosenmayer que presentó el "O Fortuna" de la cantata Carmina Burana de Orff. Después de esta interpretación Rosenmayer ofreció como bis un notable arreglo para orquesta y coro de la milonga "A Don José" del compositor nacional Rubén Lena, que fue cantado con mucha emoción por el único integrante uruguayo de este coro, el tenor Óscar Vallejo, acompañado por un cuarteto local de guitarras.

El público aplaudió de pie este sincero homenaje a nuestro prócer. Fue una memorable velada artística.

The Oratorio Society of New York

Con la Orquesta Filarmónica de Montevideo. Directores: Kent Tritle y David Rosenmayer. Solistas: Jennifer Zetlan (soprano), Malena Dayen (mezzosoprano), Alex Richardson (tenor) y Alejandro Meerapfel (barítono). Programa: Missa Solemnis en do menor K.427 de Mozart, Te Deum de Bruckner y "O Fortuna" de Orff. Dónde: Teatro Solís. Cuándo: 14 de marzo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)