Con Chano Charpentier

“Me gusta quemar las naves”

En charla con El País, el cantante de Tan Biónica, habla de su presente musical, con nuevo disco y ganas de tocar

Chano
Chano Charpentier, un personaje y sus canciones

Tan Biónica, la banda que lo hizo conocido en la región y que le permitió convocar multitudes al frente de una banda de pop rock, sigue en un impasse que cada vez suena más a separación definitiva, aunque no haya habido una comunicación oficial al respecto.

Desde entonces, la vida de Chano Charpentier ha sido un subibajas de escándalos, problemas, choques y de búsquedas. Y en esa búsqueda empezó a moldear un proyecto solista del que se conocen, hasta ahora, tres canciones: “Carnavalintro”, que con una base de carnavalito se fusiona con lo urbano, la cumbia y el pop; “Naistumichiu” que también mezcla lo actual con una raíz folclórica; y “Claramente” que es su último lanzamiento. Y con esta canción de amor basada en la guitarra y la voz Chano, que antes del estreno generó expectativa con estrategias de redes sociales o colgando pasacalles en distintos lugares, vuelve a acercarse a la fórmula Tan Biónica que es la que mejor le queda.

Con esta novedad como excusa, Chano conversó con El País sobre su presente artístico -la charla, previo aviso de la discográfica, debía centrarse en lo musical-, sobre su versatilidad y sobre sus inquietudes a futuro.

Además aseguró que no escuchó El encuentro (el disco solista de hermano y excompañero de Tan Biónica, Bambi) y que prefiere trabajar en canciones, porque “alguien tiene que tomar el lugar de vanguardia y aceptar que la gente no va a comprar discos”. “¿Cómo es la disquería que todavía está… en 14 de Julio?”, pregunta Chano y pasa un par de minutos discutiendo sobre si esa es o no la única disquería que sobrevive en Uruguay. “Acá no hay ni una disquería, te juro que en Argentina no sé dónde hay una disquería”, insiste hablando de su país y se concentra en lo que quiere hacer: ir soltando canciones.

Chano Charpentier
"Claramente", una de las tres nuevas canciones de Chano

—Contame un poco de “Claramente”, que tuvo una campaña de expectativa curiosa, pero además…

(Interrumpe) En realidad no fue una campaña de expectativa, fue una enunciación sentimental, un manifiesto del corazón. Te juro que no fue una campaña, yo realmente quería que ella escuche el tema.

—¿Hay una persona real atrás de esto?

—Sí.

—¿De dónde surgió la necesidad de que ella, y un montón de gente más, escucharan esa enunciación?

—Quería que la escuchara, básicamente. Quería cumplir con mi necesidad emocional, artística y espiritual, que es hacer canciones todos los días. En este caso a mi me sirvió pararme del lado de la derrota, aceptar que ella no me quería y hacerle una canción.

—¿Siempre componés pensando en una persona particular?

—No, eso va cambiando. Cambia como la vida.

—Con “Claramente” volviste a un estilo del que te habías distanciado. ¿Por qué?

—Porque yo soy ecléctico, mi música es así. Ahora me dicen todos que vuelvo al sonido de Tan Biónica más tradicional, pero a su vez “Carnavalintro” suena como una cosa medio urbana, y después “Naistumichiu” es un carnavalito andino medio pop. Me gusta ser versátil en cada uno de mis envíos.

“Quería cumplir con mi necesidad emocional, artística y espiritual que es hacer canciones”

Chano Charpentier
Chano CharpentierSobre su nueva etapa musical

—¿Cómo te encontraste en esas dos canciones?

—Impecable, vo (se ríe). Espectacular, la verdad es que fue como una aventura ir al Norte, primero en carácter de turista, y como no podía andar por el pueblo porque la gente me conocía tenía que andar de noche, y de día dormía. Entonces me iba a las peñas, sonaban los carnavalitos y yo me quedaba escuchando detrás de las paredes, o entraba a algunas, y me copé con ese ritmo y traté de ajustarlo a lo que yo soy: un artista pop. Ahora medio que volví a otro sonido más natural, más conocido, como para hacer una letra que es lo más importante de la canción, con un sonido cómodo en el que yo pueda mover.

—Artísticamente ¿has tenido influencia del folclore?

—Sí, de hecho del folclore uruguayo también. Recién me acordaba de un tema de Bersuit, “Negra murguera”, que hicieron con unos cantantes uruguayos y tiene el mismo productor que “Claramente”, Pepe Céspedes.

Chano Charpentier
En "Naistumichiu", Chano en clave andina

—¿Cómo es esto de trabajar cada canción con un productor? ¿Buscás a quien pueda aportar exactamente lo que vos querés, o son alianzas creativas para ver qué sale?

—No, fue una idea que tuve a raíz de no tener un equipo de trabajo establecido como un grupo de rock, donde ya están todos los roles asignados. Acá yo podía moverme con más libertad, hablar con la compañía e irme a Miami a hacer un tema, o trabajar acá. En “Claramente” volví a trabajar con productores que quiero mucho, Pepe y Juan Bruno con los que ya había trabajado en Destinología y Obsesionario, y fue una experiencia buenísima. No sé si te gusta la canción, a mi me encanta.

—¿Cambió la dinámica el trabajar concentrado en cada canción y no en un disco?

—No, para nada.

—Volviendo a “Carnavalintro”. ¿Con esa canción quisiste cortar con Tan Biónica y sacarte la mochila?

—No. Obligatoriamente como artista tengo que poner la obra en riesgo, es como quemar una nave para mí. Y siempre me gusta quemar las naves, tratar de arriesgar, de hacer algo diferente que no haya hecho ni yo ni nadie.

—¿Qué quiere decir “Siento un amarillo que se me reparece a vos”?

—No, eso es como íntimo.

Chano Charpentier
"Carnavalintro", la primera de las nuevas canciones

—En estas tres canciones que lanzaste aparece la imagen de vínculo conflictivo, con eso de “No te hacía falta yo” o “Yo te cuido de mí”.

—Sí, es como bastante catártico. Y como también es tan personal, tengo que pensar en mí y no en otro y es bastante egoísta este proceso. Pero termina siendo más auténtico que en una banda de rock porque no tengo filtros; si pongo un delirio, lo pongo yo.

—¿Escuchaste el disco de tu hermano Bambi? ¿Te gustó?

—No, lo escuché por arriba.

—¿Qué planes tenés ahora?

—Que suene mi canción nueva, que se escuche el mensaje, volver a meterme en las casas. Tengo ganas de volver a Uruguay, al interior, recorrer las ciudades. Yo trabajo porque me gusta; me va bien, podría quedarme en mi casa, pero me gusta tocar.

—¿Tenés shows pactados?

—Sí, tengo shows a futuro que estoy soñando. Todavía no lo bajé a tierra pero seguramente sea el Teatro de Verano o algo así.

—Dijiste hace poco que te gustaría ser mucho mejor músico de lo que sos. ¿Cuál te parece que es el fuerte de esta faceta solista?

—Yo soy compositor, toco todos los instrumentos, canto, y estas canciones las hice yo de puño y letra, enteras, y esto es mucho más genuino. Si les gusta, soy esto.

—¿Tu vida hoy como es?

—Todo el día le dedico a la música, no me queda otra que trabajar mucho. Me gusta mucho y soy agradecido, porque tengo tanto trabajo que tengo que hacerlo.

—¿Funciona como refugio a veces?

—Sí, y tengo tanto trabajo que no da quejarme.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)