David Bisbal

“Me gusta dedicar mis canciones a generar sonrisas en la gente”

En exclusiva con el español que llega al país

David Bisbal
David Bisbal. Foto: Difusión

Ha coqueteado con lo latino desde sus inicios, pero cuando desde Panamá se pone al teléfono para charlar con El País su acento lo delata rápidamente. David Bisbal es, aunque cada vez más ciudadano del mundo, un almeriense de pura cepa. Y es ese lugar en el mundo, con sus costas hacia el Mediterráneo, el que lo ha mantenido siempre tan en contacto con el mar, un universo paralelo al que habita en la Tierra y en el que se sumerge cada vez que puede.

Muy relacionado a eso está su último disco, Hijos del mar, que presentará el 1 de diciembre en el Centro de Espectáculos Landia (entradas en Red UTS desde 1.195 pesos) y por el que charló con El País.

David Bisbal
"Lo tenga o no", uno de los temas de la telenovela Las Estrellas

—¿Cómo sigue siendo salir de tu casa para estar un par de meses con otro grupo de gente, y sin un lugar fijo?

—Bueno, quizás es lo más duro de la música, sobre todo porque para mí lo más importante, sin dudas, es la familia. Esto es lo más duro, pero si uno se organiza bien puede adaptarse a la situación. Y en cada país siempre recibimos el apoyo de los fans, que te dan la fuerza para seguir adelante. Y hay que pensar que en diciembre ya volvemos a casa, justo para una época bonita como la Navidad.

—¿Qué impresión te llevaste de Uruguay?

—La última vez fui con el último disco, hemos ido con todos los discos y disfrutamos de todo, de un público maravilloso. Siempre nos reciben con los brazos abiertos. Me acuerdo de una época que estábamos de gira por el Cono Sur, y por una cuestión de logística no tuve más remedio que ir en el Buquebus. Ahí me lo pasé muy bien con mis músicos, te lo juro (se ríe). Fue chulo.

—Ya que hablás de navegar, vayamos a tu último disco, Hijos del mar. Dijiste en algún momento que te hubiese gustado ser biólogo marino si no hubieses sido cantante, y volvés a esta pasión en el disco. ¿Qué encontrás en el mar?

—Para mí siempre ha sido un medio donde me he sentido protegido, no hay nada que te perturbe y te sirve para meditar. Es por eso que me gusta tanto el submarinismo, porque estoy explorando un mundo donde no existen los teléfonos móviles ni los mails, nada más que la paz. Y como buen hijo del mar, porque yo nací en un lugar de mar, en Almería, tenía que dedicarle esto, este disco.

—De algún modo has logrado hacer tu carrera en otro mundo, tratando de que lo mediático no te afecte, sin tomar posturas políticas públicas. Tu mensaje es otro.

—Sí, a mí me gusta dedicar mis canciones a generar sonrisas en la gente. También he tenido algunos temas sociales, pero más por querer ayudar. Hicimos una canción para ayudar a los niños soldado, he sido nombrado embajador de Unicef en España y también hemos dedicado una canción y donado los derechos de autor para los niños que han tenido que abandonar sus casas debido a los conflictos armados. Y siempre estamos colaborando. Por supuesto, mis tendencias políticas solo las comparto con mi familia; soy una persona tranquila en mi vida personal, pero sin esconder mi sentimiento porque siempre me ha gustado transmitir felicidad.

"Soy una persona tranquila en mi vida personal, pero sin esconder mi sentimiento porque siempre me ha gustado transmitir felicidad".

David Bisbal

—¿Eso te ha permitido trascender tantas generaciones? Hay un dato muy curioso en tu entrada de Wikipedia, que indica que el 97 por ciento de los españoles te identifica si te ve.

—Es alucinante ese dato, no lo sabía (se ríe). Pienso que es importante tratar de hacer las cosas bien, tratar a toda la gente correctamente, tener una muy buena relación con todos los que me rodean. Para mí las relaciones son muy importantes, y trato de cuidarlas para que la gente que te siga, siga a alguien que tiene las cosas positivas por encima de todo.

—Supongo que para lograr eso, con la vida que lleva un artista, hay que tener cierta fortaleza interna.

—Y tener a tu gente cerca, que te diga las cosas como son, como las piensan. Tratar de que la adulación no te ciegue. Hay una frase que me gusta mucho, que está debajo del busto del general Obregón en Chapultepec, que dice: “No le temas a tus enemigos, teme de tus amigos que te adulan”. Y eso siempre lo llevo al pie de la letra.

—Llevando eso al trabajo colectivo de la composición, un terreno en el que para este disco te involucraste más, ¿cómo se eligen las canciones para que te sigan representando?

—Sí, he estado muy involucrado en la composición de este disco. Pero también te tengo que ser sincero, no soy una persona que se ciega a tener un disco cien por ciento de mi autoría. Uno debe ser inteligente y pensar que no por el hecho de tener todo compuesto por mí voy a ser mejor artista.

—En Hijos del mar hay una tendencia hacia ritmos más universales y no tan latinos. En ese sentido, desde que empezaste con “Bulería” y “Ave María” hasta este disco, las canciones bailables han cambiado mucho. ¿Cómo te adaptás a eso sobre todo en el escenario?

—Pues sí, lo más importante es estar abierto a los cambios y a los tiempos que corren. Mis primeros discos sonaban muy latinos, pero porque en aquella época era lo que se llevaba. Ahora la esencia latina sigue estando presente, no dejan de ser las rumbas de siempre, pero fusionadas con esa influencia electrónica que es lo que predomina en las emisoras o en los streaming. Es mantener la esencia pero sin repetir lo que te ha funcionado; se trata de ser un poco valiente y obtener resultados diferentes, como decía Einstein. Y en el escenario también, los músicos van con sus instrumentos pero también con pads, y eso es fantástico. Cómo la armonía puede crecer y abarcar diferentes campos cromáticos en el escenario. Me parece fantástico que no sólo yo me haya tenido que adaptar, sino también el directo, y al final la gente lo siente.

"Es mantener la esencia pero sin repetir lo que te ha funcionado; se trata de ser un poco valiente y obtener resultados diferentes, como decía Einstein"

David BisbalCantante

—Sin embargo las baladas no han cambiado tanto. ¿A qué te parece que se debe?

—Pienso que tienen también ese sonido más electrónico, pero también es cierto que por ejemplo “Una palabra”, he decidido que sea completamente orgánica. Había tanta electrónica en el disco que decidimos que una orgánica lo iba a hacer respirar. Entonces la balada no pierde la esencia, pero se moderniza.

—La salida de este disco fue casi en paralelo a la reunión de Operación Triunfo. Más allá de lo comentado de tu reencuentro con tu exnovia Chenoa, ¿cómo viviste ese momento?

—Yo lo viví bien, porque sabía que antes o después teníamos que hacer un aniversario, y como yo quería estar me adapté toda la gira y la salida del disco, que de hecho la atrasamos un poquito. Me dijeron que conmigo o sin mí lo iban a hacer, y moví cielo y tierra para estar. Yo me lo pasé muy bien, recordé canciones que hacía muchísimo tiempo que no cantaba, y me quedo con esa sensación de que si volviera atrás en el tiempo, volvería a repetir ese concierto. Nunca renegué de mis oportunidades, sobre todo las del principio de mi carrera.

David Bisbal y Chenoa
"Escondidos" en la reunión de Operación Triunfo

—La televisión ha sido siempre muy importante para ti, desde tu comienzo en Operación Triunfo hasta ahora, que por ejemplo una canción tuya es un tema central de la telenovela argentina Las Estrellas. Eso te ha permitido seguir entrando a la casa de la gente, más allá de sonar o no en la radio.

—Es cierto, estoy tremendamente agradecido con esa oportunidad. Te permite estar con la gente en su casa, y es fascinante cuando vas a un concierto, presentas esa canción y automáticamente la gente se la sabe, y no ha sido single en otro país. ¿Sabes? Eso es mágico.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)