ENRIQUE GRAF

"Me encanta tener dos vidas un poco distintas"

Es uno de los grandes pianistas uruguayos que triunfa en el mundo, y esta noche se presentará junto a la Banda Sinfónica de Montevideo en el Teatro Solís, para ofrecer un programa original, sobre un compositor catalán poco transitado por estas latitudes. Hoy tocará nuevamente para el público de su país, a las 20.00, acompañado por el director Gustavo Fontana. Tickantel, $ 150.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Enrique Graf. Foto: Ariel Colmegna

—¿Qué desafío implica el concierto de hoy?

—Voy a tocar como solista el Concierto para piano, vientos y percusión, de Leonardo Balada, un compositor catalán muy conocido en Europa y Estados Unidos. En Sudamérica creo que no se ha hecho mucho. Es bastante experimental, y a veces es difícil de escuchar, aunque yo que me acostumbré a este concierto, me encanta. Es un poco loca su música, muy interesante. Acá en Uruguay nunca me han escuchado tocar algo así. Suena muy moderno, aunque fue escrito en 1974. Y obliga a improvisar un poco, y tenemos que ponernos de acuerdo con la banda en eso.

—¿Cómo es ese diálogo con la banda?

—Hay momentos en que el piano va amplificado. La partitura lo pide, porque la banda en general es muy fuerte, con sus instrumentos de viento y de percusión. Y el piano de repente corre el riesgo de no ser escuchado. No lo hemos probado todavía en el Solís.

—¿Cómo es el Solís para la ejecución de piano, la sala tiene buena acústica?

—Es medio complicado: yo me siento muy a gusto. He tocado tantas veces ahí. A veces cuando estoy en la audiencia, me parece que no corre tanto el sonido como podría.

—Tu vivís en Charleston, en Carolina del Sur. ¿Te adaptaste bien?

—Sí, hace 44 años que vivo en Estados Unidos. Lo que me gusta de allá es la eficiencia, la puntualidad. Hay ciertas cosas del trabajo, que acá son un poco más complicadas. Me acostumbré a que te dicen a las cinco, y a las cinco están ahí. Pero cuando vengo a Uruguay me gusta el estilo de acá. Me encanta tener dos vidas un poco distintas. El otro día estaba cenando acá en un restaurante a medianoche, y eso allá nunca sucede. Me gustan los dos lados.

—¿Cambió mucho Estados Unidos con Trump?

—En este momento ese país está complicado por problemas políticos: hay gente que no se habla entre sí por diferentes opiniones sobre quién debería estar al frente del Gobierno. Está un poco dividida la población. Eso no me gusta. Eso antes no pasaba, no al nivel que lo noto ahora.

—¿Qué lugar ocupa Montevideo en tu agenda artística?

—Toco acá casi todos los años, una o dos veces. Ahora en noviembre voy a tocar con la Filarmónica. Desde chiquito, antes de irme a Estados Unidos, estoy acostumbrado a tocar acá. Es un público muy cálido, y que sabe. Una cosa que también me gusta de Uruguay es que transmite los conciertos por radio: eso no se da en casi ninguna parte del mundo. Yo allá, los conciertos del Sodre los escucho vía internet.

—Se dice que a los conciertos de piano va más público que a los de otros instrumentos en solitario. ¿Eso es así?

—Es verdad. Yo cuando hablo con la gente me dicen que tocan algo de piano, o que les gustaría tocar. El piano es un instrumento muy completo, y no tan difícil. Claro que cuando tenés un nivel muy alto sí, es difícil. Pero no es como el violín, que lleva años hacerlo sonar bien. El piano suena bien enseguida: un niño lo puede hacer sonar, más o menos. Es un instrumento accesible. Y hay un gran repertorio para piano, más que para cualquier otro instrumento.

—¿Cómo ves a Uruguay?

—A mí me encanta. Hay los problemas de siempre: por ejemplo, que la gente tira la basura en la calle. Eso a mí me mata. En Estados Unidos no es así.

—¿Es muy distinto el Uruguay de hoy al de antes?

—En lo de la seguridad, sí. Yo salía de chico y volvía a cualquier hora, y nunca había problema. No te decían que no vayas por tal lado. Y mi casa siempre las puertas estaban abiertas, sin trancar. Y ahora todo el mundo me dice, tené cuidado. Eso me da lástima. No es como era antes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)