ENTREVISTA

Luciano Pereyra: “Me gustan mucho los desafíos”

El cantante argentino tiene nuevo disco, La vida al viento, y lo presenta el viernes en un Teatro de Verano ya agotado

Luciano Pereyra
Luciano Pereyra. Foto: Difusión

Poco más de un año después de su presentación en el Auditorio Nacional del Sodre, Luciano Pereyra vuelve a Montevideo renovado y entusiasmado. Este viernes a las 21.00 en el que será su primer Teatro de Verano, y ya con entradas agotadas, presentará su último disco llamado La vida al viento, que lo tuvo trabajando durante meses en Estados Unidos, con una serie de compositores y productores que le aportaron distintos colores a su música.

El argentino estuvo cuatro meses en Miami y Los Angeles, con una breve pausa para algunos conciertos en su país, con Andrés Castro (que ya había estado en su anterior trabajo, Tu mano) como productor central, y con una cantidad de ideas que siguieron su curso hasta llegar a un resultado que lo tiene contento.

“Me divierto muchísimo trabajando con Andrés”, cuenta en charla con El País sobre su productor. “Estando lejos, él y su esposa me adoptaron como un miembro más de la familia, y eso va más allá de lo musical”, dice y asegura que más allá del trabajo en estudio, cuando terminaban las jornadas siempre había un buen plan, desde ir a comer a algún bar interesante hasta jugar al fútbol.

Esta nueva llegada a Montevideo se da en el marco de una gira regional que ya lo tuvo tocando en Buenos Aires (donde hace seis Gran Rex en total, el último esta noche), en varias provincias argentinas y en Santiago de Chile, y que se cerrará a mediados de diciembre con un show en Santa Fe. “Estoy ansioso por un lado, pero contento de volver a reencontrarme con toda la gente de Montevideo”, dice Pereyra antes del concierto, y habla sobre el proceso de La vida al viento, de la fusión como herramienta clave de su música y de lo que quiere decir y mostrar con sus canciones.

—¿Cuál es la idea del nuevo disco que venís a presentar, La vida al viento?

—Al principio no había idea. Empezó a aparecer; quise que musicalmente el viento me llevara a donde me tuviera que llevar. Y este fue el resultado. De hecho, cuando me junté con (el productor) Andrés Castro para hablar de este disco, me dijo: “¿qué idea tenés?”, y le dije la verdad: no tengo nada (se ríe). Y después de un disco con tanta carga emotiva como fue Tu mano, al estar liviano de tantas emociones, más relajado, el viento me llevó para este lado y estoy más que contento.

Luciano Pereyra
"Es mi culpa" de Luciano Pereyra

—La canción “Es mi culpa”, de este disco, es tema central de la telenovela Las estrellas. A lo largo de tu carrera, la televisión te ha servido para llegarle a un público masivo, que incorpora tu música casi que por ósmosis. ¿Cómo ves esa vía?

—De cualquier manera que la gente acepte la música que uno hace, es maravilloso. De hecho, esta entrevista también es una manera de poder llevar mi música. Y el hecho de que una telenovela use una canción mía para musicalizar historias de amor, es un privilegio. Que la música sea parte de otras historias, es genial. El fin de la música siempre es, creo yo, sentirte identificado con las historias que un autor y compositor pueda hacer con canciones. Me pasa a mí constantemente, escuchás una canción y por algo te gusta.

—En Tu mano veías fusionando con ritmos latinos, y ahora en el tema “Como tú” profundizás en la fusión con el género urbano, que es una tendencia en este momento. ¿Te genera una presión incorporar ese nuevo sonido y asimilarlo como natural? ¿Es lo mismo fusionar cualquier cosa?

—No sé si es lo mismo, pero sí es lo que sentís. Si vas a una discoteca y ponen una música y te da ganas de bailar, bailás. Y no estás discriminando si es urbano, es cumbia, si es pop, si es lo que escucho en casa o lo que mis padres no escucharon nunca. Y el hecho de que este género esté sonando tanto, es parte de lo que incorporamos todos los días. Vas en el auto, prendés la radio y el 80 por ciento de la música pasa por ahí. Lo escuchan mis padres, mis sobrinos, mis amigos. Es parte de lo que uno va adquiriendo en lo cotidiano. En la casa de mis padres, de chico, pasábamos Horacio Guarany, Frank Sinatra, Roberto Carlos, Zitarrosa y terminábamos con la Negra Sosa. Entonces, ¿por qué no voy a guiarme por eso, si es parte de lo de todos los días? A mí me gusta que la música rompa todos esos mitos de que si pertenecés a un género no podés pertenecer a otro.

—¿No hubo un quiebre en tu carrera? ¿Siempre entendiste la música sin géneros?

—Es que yo creo que desde que te levantás y no te pusiste la misma ropa que el día anterior, ya es hacer un quiebre. Al irme a Estados Unidos a hacer este disco, compuse con gente de un mismo idioma pero de diferentes acentos, y cada uno tiene una manera distinta, un color distinto. ¿Me voy a quedar acá, cuando tengo la posibilidad de ir a fusionar, a aprender y a crecer? No, me gustan mucho los desafíos, las cosas nuevas. Lo que está en mis discos es lo que me gusta hacer.

—¿Cómo nació “Como tú”, a qué sonaba en primera instancia?

—Con la guitarrita y un charango, junto a (el compositor) Guianko Gomez y Andrés Castro. Ya de entrada tenía esa forma de cumbia, y nos disparó para tres lugares: es una cumbia urbana mezclada con cumbia colombiana, y hasta te diría nuestra, rioplatense. Y encima tiene charango. O sea, más folclórico que eso no puede haber.

Luciano Pereyra
"Como tú" de Luciano Pereyra

—¿Un disco es reflejo de lo que te está pasando en ese momento, en tu caso?

—Sí. Yo no soy mucho de hablar de mi vida privada, quizás canto más de mi vida privada que lo que hablo (se ríe). En estas historias es donde más desnudo el alma. Me gusta decirlo de manera poética.

—Igual pensaba en lo musical, en si cada disco está más condicionado por lo que te está gustando en ese momento.

—(Piensa) O lo que siento hacer en ese momento. Meses antes de grabar un disco no estoy escuchando mucha música, para no sentirme tan influenciado y armar un mundo con los autores y productores. Pero todo el día te estas influenciando, y eso está buenísimo porque enriquece bastante.

—Decías que el disco nació sin ideas. Si hoy tuvieras que definirlo, ¿qué dirías?

—Creo que el disco nació sin ideas, pero inconscientemente adentro mío se estaban germinando todas las ideas. Porque me doy cuenta ahora. Creo que la primera etapa fue más de frustración porque no salían las cosas, no escuchaba nada porque todo quedaba en un teléfono, y de ahí en más había que armar las canciones. Pero después de un disco tan importante como fue Tu mano, haber empezado de cero y haber logrado este sonido, estas canciones, a mí me tiene satisfecho porque sé que no fue un proceso solamente musical sino que también fue un proceso personal, cotidiano. Tenía que pasar por ciertas situaciones para llegar a La vida al viento.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)