MÚSICA

Katy Perry viene a Argentina: lo que hay que saber de su espectacular show

La cantante estadounidense recalará en marzo en Buenos Aires

Katy Perry en medio de su último concierto en Los Angeles
Katy Perry en medio de su último concierto en Los Angeles. Foto: Archivo

El 11 de marzo del año que viene, Katy Perry se presentará en el club Ciudad de Buenos Aires en el marco de su Witness: The Tour, la gira con la que está presentando su último disco de estudio, Witness. La fecha se anunció hoy y las entradas se pondrán en venta el miércoles próximo a través del sistema web LivePass. Antes habrá una preventa anticipada exclusiva para los clientes de BBVA Francés.

Y vale la pena ver este show, que la cantante está llevando por Estados Unidos y luego bajará a América Latina. En marzo estará, además de en Buenos Aires, en Santiago de Chile; en Curitiba, San Pablo y Rio de Janeiro; en Lima y en México. Acá, algunas de las razones que justifican ir al espectáculo.

1

Un repertorio lleno de éxitos

Si bien el tour tiene como fin presentar un disco desparejo como lo es Witness, Katy Perry tiene una cantidad de hits que vienen de distintas épocas, y que le permiten alimentar un show que está siempre con la energía muy alta. Cuando la estadounidense hace "Dark Horse", "Teenage Dream" y "Hot N Cold" en la primera media hora uno piensa que ya se quemó sus principales cartuchos, pero no: "I Kissed a Girl", las recientes "Bon Appetit" o "Swish Swish", "Roar" y un final a lo grande con "Firework" son parte de una lista imbatible.

Roar Katy Perry
"Roar" de Katy Perry
2

Un despliegue de puros excesos

Si a usted no le convence demasiado el trabajo de la cantante, puede tomarse el show como una oportunidad para ver uno de los espectáculos más contundentes del momento desde lo visual. A Perry la acompaña todo el tiempo un cuerpo de baile muy eficiente, y una escenografía que cambia e incluye performances, planetas que vuelan, manos gigantes y muchos cambios de vestuario. No hay lugar para el aburrimiento

3

Una artista actual en un buen momento

Guste o no —es una cantante correcta pero acotada, que en vivo se respalda mucho en sus vocalistas—, Katy Perry es una de las estrellas pop del momento y con sus 33 años, ha montado un imperio que la ha visto caer y levantarse. Witness no es lo mejor que ha hecho pero es un disco de metamorfosis marcado por la madurez, que le trae matices a un show muy pop donde Perry también pone a prueba su carisma y su sentido del humor. Es ese tipo de show pomposo que sigue viniendo a Sudamérica pero al que Montevideo, todavía, tiene que mirar de lejos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)