MÚSICA

Una historia neoyorquina que llegó hasta Rombai y Márama

Con Javier Cardellino, que esta noche se presenta en la fiesta Brooklyn.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El proyecto solista de Cardellino se mueve de electrónica a soul. Foto: F. Flores

Después de un tiempo largo sin tocar en Montevideo, el baterista y cantante Javier Cardellino vuelve a presentarse en vivo en el marco de la séptima fiesta Brooklyn, que se llevará a cabo hoy desde las 23.00 en el Ballroom del Radisson y en la que compartirá escenario con la banda Santé Les Amis, que está trabajando en un nuevo disco, y con varios DJs.

Es que esta fiesta, que tiene entradas en venta en la web Redtickets y en La Isla Surfshop a 450 pesos, se propone traer con un poco de funk y de disco el espíritu neoyorquino a las pistas montevideanas, y en eso, Cardellino es invitado ideal.

Estarán los que lo recordarán por el soul de su canción "Breath Test", que junto a la versión de "I Need a Dollar" de Aloe Blacc, grabó hace tiempo para el ciclo de videos Pardelion. Y otros lo tendrán en la memoria desde antes: empezó a tocar siendo muy pequeño y desde los 15 años estuvo con bandas como La Tabaré, Cursi y Snake, y con cantautores varios.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

Pero desde aquel entonces hasta ahora, el uruguayo de 27 años y cantidad de kilómetros encima fue cambiando su perfil musical, y eso tuvo mucho que ver con los últimos años que pasó viviendo en Nueva York.

Llegó a suelo norteamericano acompañando a Santé Les Amis y decidió quedarse. Compuso hasta el cansancio, se montó un estudio con un socio y empezó a trabajar con artistas emergentes y consagrados sea escribiendo, produciendo o mezclando. Y durante esa vuelta firmó contrato con el sello Island Records, la filial de Universal que en su catálogo tiene a artistas como Justin Bieber o U2, para lanzarse como solista con esa veta soulera que insinuaba anteriormente.

"La competencia es mucho más dura de lo que cualquiera piensa", dice a El País. "Es mucho más que la NBA, pero yo nunca fui a golpear puertas. Todo fue orgánico: una de mis roommates (compañera de casa) era muy amiga de una de las capas de Island, escuchó lo que yo hacía y le gustó".

Ahora, hace poco más de un mes volvió a Montevideo para visitar a su familia, y se encontró con una ciudad en plena efervescencia cultural. Y entonces quiso quedarse, y empezar a dosificar todo el material que generó para, finalmente, editar su primer disco solista (hasta ahora solo tiene Diario de viaje, a dúo con Federico Graña). Pero el asunto es que en ese material ya no hay solo soul: las vertientes son tantas y tan distintas, que su propuesta musical es muy difícil de describir.

Hay un sonido latino que se acerca sutilmente al reggaetón de J Balvin, pero también hay oscuridades electrónicas cercanas a The Weeknd, canciones pop más propias de Coldplay y, también ese costado crooner, entre el inglés y el español.

"La salida de mis canciones se demoró muchísimo. Es que tengo, literal, más de 300 canciones terminadas y grabadas. Muchos amigos me dicen: ¿por qué no sacás 10 discos de una?", reconoce Cardellino. "Entonces tengo que sacar un poco de peso y sacar eso que ya tengo cocinado. Después iré viendo, pero ahora tengo que mostrar".

Si no puede ver el video, haga click aquí.

Algo de todo eso mostrará hoy en la Brooklyn, acompañado de una banda y pensando "en la pista de baile".

La otra cara.

Cuando las distintas caras musicales de Cardellino lo llevan hacia un lado, su faceta de productor lo impulsa hacia otro: apenas llegó a Montevideo lo convocaron para que comenzara a producir a Rombai —el tema "Una y otra vez" es una coproducción su-ya— y a Márama, y aunque to-do ese camino aún está en pañales, está bastante entusiasmado con la posibilidad de darle un corte más internacional a los grupos de cumbia pop.

"A mí me encanta juntarme con jóvenes con buena vibra, porque la mala energía te traba artísticamente. Acá fluye todo, confían en mí y a pesar de que yo no escucho cumbia pop, le tengo respeto y sé que hay talento atrás de eso. Porque para que generaran lo que han generado, hay que tener talento", afirma Cardellino. "Es una plataforma gigante donde yo siento que tengo para aportar, y que puede estar bueno para la evolución que ellos van a tomar como artistas", agrega.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)