CRÍTICA

Una fiesta de color, calor y canción

Aterciopelados volvió a Montevideo y puso a bailar a La Trastienda

Aterciopelados
Aterciopelados. Foto: Sergio González Rosas

Color, calor y canción sería un resumen simple pero preciso de lo hecho el martes por Aterciopelados en La Trastienda. En su primer show en el país en cerca de una década, y ante una sala a medio colmar, la banda colombiana repasó los clásicos, las canciones que el tiempo dejó de lado y otras piezas de este camino de más de 20 años y altibajos.

Entre calor, color y canción, Andrea Echeverri se movió como pez en el agua y cautivó a un público que se entregó a una propuesta de protesta, rebeldía, baile y de una fuerte impronta estética. Regaló caramelos, habló sin tapujos del cuerpo femenino y sobre todo condujo a una banda ensamblada, que lidió con algún inconveniente técnico, pero que no dejó que nada empañara esta fiesta que trascendió lo estrictamente musical. El show de Aterciopelados fue más bien una celebración, relajada y rockera, y la revitalización de un eslabón fundamental del rock latino.

FICHA

Aterciopelados [***]

Músicos: Andrea Echeverri (voz, guitarra, percusión), Héctor Buitrago (bajo), Leonardo Castiblanco (guitarra), Gregorio Merchán (batería), Paula van Hissenhoven (teclados y coros). Dónde: La Trastienda. Cuándo: Martes 28 de noviembre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)