MÚSICA

Estrella pop que vino con una fiesta propia

Crónica del show de Soledad Pastorutti, el lunes en el Auditorio Nacional del Sodre.

Recorrido: la argentina repasó nuevas y viejas canciones. Foto: F. Ponzetto
Recorrido: la argentina repasó nuevas y viejas canciones. Foto: F. Ponzetto
Soledad en el Sodre. Foto: Fernando Ponzetto
Soledad en el Sodre. Foto: Fernando Ponzetto
Soledad en el Sodre. Foto: Fernando Ponzetto
Soledad en el Sodre. Foto: Fernando Ponzetto
Soledad en el Sodre. Foto: Fernando Ponzetto
Soledad en el Sodre. Foto: Fernando Ponzetto
Soledad en el Sodre. Foto: Fernando Ponzetto
Soledad en el Sodre. Foto: Fernando Ponzetto
Soledad en el Sodre. Foto: Fernando Ponzetto
Soledad en el Sodre. Foto: Fernando Ponzetto

Soledad dice que cuando se presentó por primera vez en Festival de Cosquín, no se imaginaba que iba a poder celebrar 20 años de carrera profesional en un futuro al que llegó rápido.

Lo dice hablando en plural, entre melancólica y sorprendida, y pide disculpas por demorar tanto en volver a tocar a Uruguay. La excusa de su regreso y de su primer show en el Auditorio del Sodre fue, justamente, festejar esos 20 años.

Dice eso y el público la recompensa con un aplauso y una efusividad de esas que sólo despiertan las verdaderas estrellas pop, en el sentido popular de la expresión.

Porque Soledad, que también es La Sole, es toda una estrella que aunque fue cambiando, todavía conserva la autenticidad de aquella chiquilina de Arequito que se hizo famosa por su voz poderosa, por vestir de gaucho y revolear el poncho. En el Sodre luce un vestido blanco hasta los pies, y se cambiará al menos un par de veces de vestuario.

Y no, no revoleará el poncho. De cualquier manera, a la audiencia parecerá no importarle.

Es que Pastorutti tiene en Uruguay un público ganado —incluso un club de fans— que aprovechó la ocasión en el Auditorio para demostrarle fidelidad. Agitando banderitas, levantando carteles y globos o algún Pabellón Nacional, y tratando de acompañar a tiempo con las palmas durante al menos una hora, los presentes se encargaron de ser parte activa del show.

Por supuesto, no faltaron los que en su sitio revolearon cualquier prenda que se pudiera revolear, y hasta una persona vulneró la seguridad y se trepó al escenario para sacarse una foto.

La cantante argentina, aunque llegó con el propósito de festejar los 20 años, aprovechó para presentar su último disco, Vivir es hoy, que es del año pasado. En el primer bloque del recital cantó básicamente las canciones de ese trabajo, incluyendo "Vivir es hoy" para la que intervino Carlos Santana desde la pantalla; o "Eres", un tema dedicado a sus hijas que estuvo acompañado por proyecciones de dibujos de niños.

Pastorutti llega por igual a todas las edades, que captan un mensaje de alegría y comunión y lo acompañan. Eso se notó también esta vez.

Tras una primera parte dividida entre pop y baladas, Natalia Pastorutti, que es parte de la banda de su hermana y participa en varios temas, hizo una impresionante versión de "Zamba para olvidar" que se llevó una justa ovación. Fue uno de los mejores momentos de la noche.

Su hermana volvió al escenario para despacharse con una segunda mitad folclórica, en la que sí se dedicó a recorrer algunos de los temas más icónicos de su carrera. No todos: no estuvieron ni "Alma, corazón y vida" ni "A don Ata".

En contrapartida aprovechó para festejar un día patrio uruguayo (se equivocó de acontecimiento, pero no importa) con dos temas del cancionero nacional, y con dos invitados: hizo "Pal que se va" de Alfredo Zitarrosa a dúo con Fernando Cabrera, y "El tiempo me enseñó" junto a Tabaré Cardozo. Las dos versiones salieron muy bien.

Después siguió repasando zambas, chacareras y chamamés —tiene una muy buena banda que ejecuta todo con solvencia— hasta llegar a una versión de "Que nadie sepa mi sufrir" en cumbia. El último tramo fue puramente bailable y, por supuesto, el público accedió a acompañarla dejando sus asientos. Cantó desde "Llorando se fue" hasta "El tren del cielo", y cuando el telón se bajó y su famoso poncho no apareció, todos estaban bastante contentos como para reclamarle eso.

Soledad [****]

Músicos: Pedro Pacheco, Silvio López, Lucas Miranda, Javier López, Jorge Calcaterra, Bruno Orgaz, Juan José Castelli, Pablo Cordero, Natalia Pastorutti. Invitados: Fernando Cabrera y Tabaré Cardozo. Dónde: Auditorio. Cuándo: 18 de julio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)