MÚSICA - CLÁSICA

Un dúo poco común en homenaje merecido

El 24 de marzo de 1916 un submarino alemán torpedeó el vapor Sussex donde viajaban procedentes de Estados Unidos, el compositor español Enrique Granados y su esposa Amparo Gal. Ante este hecho Granados impulsivamente se lanzó a las aguas del Canal de la Mancha. Su esposa que era una excelente nadadora quiso salvarlo pero todo esfuerzo fue en vano; murieron los dos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ligorio y Bezana celebraron al compositor español con esta actuación. Foto: EFE

Clotilde Godó, alumna y amante del compositor fue indirectamente la responsable de tan nefasto acontecimiento. Luego del éxito alcanzado en el Metropolitan Opera Haus de Nueva York con el estreno de su ópera Goyescas, Granados obsesionado por reencontrarse con Clotilde prefirió viajar en un barco que llegara lo más pronto posible a Barcelona donde ella lo aguardaba.

Como bien lo expresó su discípula predilecta Paquita Madriguera —la segunda esposa de Andrés Segovia— en su libro Visto y Oído:"Buscando al amor, inconscientemente él encontró la muerte mientras que Amparo conscientemente buscó la muerte para no separarse de su amor".

Uruguay tuvo dos importantes vínculos con Granados. Madriguera fue la gran divulgadora de la obra de su maestro en nuestro país y en toda América. El maestro Tomás Mugica, admirador incondicional, fundó en Montevideo en 1916 el Conservatorio Granados.

La embajada y el Centro Cultural de España invitaron a Mar Bezana y Daniel Ligorio para conmemorar el centenario del fallecimiento de Granados con un espectáculo tan original como lo es un dúo de castañuelas y piano. Bezana y Ligorio conforman un dúo excepcional, en el que se conjugan la destreza técnica con la fina sensibilidad lo que hace que se dé una sincronización perfecta. Los pianísimos que realiza Bezana con sus castañuelas recordaron a los de la gran pianista italiana María Tipo en su instrumento. Abordó con maestría tanto las obras nacionalistas del compositor como las románticas poniendo siempre expresividad en todas sus participaciones.

La intensidad emocional es primordial en las interpretaciones de Daniel Ligorio pero el virtuosismo no está exento y se pudo apreciar especialmente en el "Allegro de Concierto" y en el bis que fue la arrebatadora "Danza Ritual del Fuego" de Manuel de Falla. Y demostró ser un excelente acompañante dejando lucir siempre a su compañera, sin jamás opacarla por la gran sonoridad del piano.

Cumpliéndose en 2017 los 150 años del nacimiento de Granados sería bueno recibir nuevamente a estos maravillosos artistas que merecidamente supieron ganarse el corazón del público que los honró aplaudiéndolos de pie.

Concierto homenaje a Enrique Granados.

Intérpretes: Mar Bezana (castañuelas) y Daniel Ligorio (piano). Programa: Valses poéticos, Intermezzo de "Goyescas"; Cuatro Danzas Españolas; Escenas Románticas y Allegro de Concierto. Dónde: Teatro Solís. Cuándo: 17 de octubre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Tags relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)