CRÍTICA

Un desafío superado para una música atemporal

La Orquesta Juvenil del Sodre abordó por primera vez una ópera de autor nacional

La Orquesta Juvenil del Sodre reúne a unos 300 artistas de todo el país.
La Orquesta Juvenil del Sodre. Foto: Archivo

La ópera “L’ Ultima Gavotta” fue compuesta por César Cortinas en 1915,  cuando el compositor tenía apenas 25 años. Su fuente de inspiración fue “El último minué” del dramaturgo español Jacinto Benavente, escrito en 1909.

Si se analiza el argumento que escribió Cortinas para su ópera con un criterio actual, se lo puede encontrar caduco, pero no así su música, la cual reviste una calidad y un refinamiento atemporal. Coincido con la opinión del crítico Roberto Lagarmilla, en que lamentablemente su prematura muerte nos privó del compositor más completo de todos los uruguayos.

Previamente a la ejecución de la ópera, el director Martín Jorge hizo una alocución que lamentablemente contuvo varias y desacertadas declaraciones. Entre ellas, quisiera aclarar que con respecto al billete con el retrato del compositor nacional Eduardo Fabini, no fue el primero en editarse en el mundo, ya que este apareció recién en 1992. En 1986, Brasil fue el primer país en colocar un compositor en un billete, a Heitor Villa Lobos. Tres años después, Alemania pondría en circulación la efigie de la compositora y pianista Clara Schumann, y finalmente en 1990 Brasil,  continuando con su liderazgo, editó otro con el retrato del gran operista Carlos Gomes.

Otra de las apreciaciones que hizo el director fue decir que si Cortinas hubiera vivido más años estaría, como Fabini, en un billete. Creo que con todo lo que compuso en tan corto tiempo de vida, bien merecería tener ese puesto de honor.

La interpretación de la obra de Cortinas que ofreció Martín Jorge con la Orquesta Juvenil, reflejó una concienzuda preparación, lo que hizo que el resultado obtenido fuera óptimo. La orquesta fue muy expresiva y logró momentos de sonoridades muy bellas. Lo mismo podemos decir del encomiable trabajo que realizó Víctor Mederos con los seis coros que intervinieron. Es una pena que los tres solistas que se eligieron para los roles principales no fueran las voces que requiere esta ópera verista.

La soprano María Eugenia Antúnez como la Duquesa de Bouffers demostró poseer un importante caudal de voz, aunque carente de matices. El tenor Martín Nusspaumer en el rol del Caballero de Saint Lambert, si bien se lució en la parte central de su registro, volvió a presentar notorias dificultades en la emisión de los agudos. El barítono Alfonso Mujica en el papel del Duque de Bouffers tuvo un desempeño correcto, aunque su interpretación fue inexpresiva. Tuvieron un rendimiento aceptable el tenor Santiago Vidal y el barítono Santiago García en sus respectivos roles del Marqués d’Orvilliers y del Oficial.

De todos los solistas, el timbre más hermoso fue el del barítono Julio Reolon, quien interpretó al Marqués de Deux–Ponts. Indudablemente, este joven se afianza más en cada actuación. En definitiva, la Orquesta Juvenil del Sodre demostró que puede embarcarse en desafíos como este, realizando la gran proeza de abordar por primera vez una ópera de autor nacional.

FICHA

"L' Ultima Gavotta", ópera de César Cortinas

Orquesta Juvenil del Sodre. Director Musical: Martín Jorge. Coros: de la Escuela Nacional de Arte Lírico, Coro Nacional de Niños del Sodre, Coro Juvenil Ayre, Grupo Coral Quantum, Coral Cantemus y Coro Insieme. Director de los coros: Víctor Mederos. Elenco: María Eugenia Antúnez, Martín Nusspaumer, Alfonso Mujica, Santiago Vidal, Julio Reolon y Santiago García. Dónde: Auditorio Nacional del Sodre. Cuándo: viernes 17 de noviembre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)