Ahí estuve

Un circo con las canciones de siempre y otras nuevas

Ricardo Arjona brindó un magnífico concierto el miércoles pasado en el Estadio Centenario.

Ricardo Arjona en el Estadio Centenario. Foto: Difusión
Ricardo Arjona en el Estadio Centenario. Foto: Difusión

Se notaba que el público estaba ansioso, y desde las 21.00 comenzó a aplaudir y cantar para que apareciera Ricardo Arjona en escena. Los cánticos se hicieron más intensos hasta terminar en un sostenido grito pasadas las 21.20, cuando llegó Arjona sobre una plataforma en el enorme escenario ubicado en la platea olímpica, mientras más de 15.000 almas (mayoritariamente mujeres) gritaban a todo pulmón.

El músico, que apareció vestido con un traje negro como un maestro de ceremonias llegó con Circo Soledad La Gira y brindó un espectáculo lleno de rutinas circenses —hubo malabarismos y acrobacias con telas— y una pantalla gigante que servía como telón y donde se proyectaban imágenes, para cada canción. Y lo cierto es que no faltó ninguno de sus temas conocidos. Comenzó con un par de las nuevas que pertenecen al disco Circo Soledad y también hizo un repaso por su enorme carrera musical.

Ricardo Arjona en el Estadio Centenario. Foto: Difusión
Ricardo Arjona en el Estadio Centenario. Foto: Difusión

No hubo un solo show, sino tres en simultáneo. Por un lado estaba Arjona interpretando e interactuando con el público, que fue el centro de todo. En paralelo los acróbatas hacían su espectáculo, que por momentos tenía que ver con el sentido de las letras y en otros era mero divertimento. El tercer espectáculo lo brindó la audiencia, que cantaba, se paraba, bailaba y gritaba cada canción del guatemalteco.

Es que Arjona, con sus 53 años encima demostró que con sus más de dos décadas en la música sigue tan vigente para el público como el primer día. También que conserva una gran presencia escénica, y en el show que brindó el miércoles, no se alejó del escenario en ningún momento.

“Que rico volver. Estamos tocando en el sur del sur. Anoten esta noche por favor, porque estar vivo no es solamente respirar, es estar acá”, dijo Arjona dando la bienvenida a su show sentado en un zapato gigante, mientras una bailarina hacía lo suyo sobre el escenario.

A lo largo de las más de dos horas que duró el concierto, Arjona interpretó cerca de 30 canciones, entre las nuevas como “Ella” y los clásicos de siempre como “El problema” o “Señorita”, haciendo que el público, que se paraba en cada canción famosa, las cantara por encima del cantante que agradecía, poniéndo el micrófono hacia la audiencia.

Cada canción estaba precedida por una historia que el público compraba con gusto, mientras hablaba de corazones rotos y de amores imposibles. Y así estuvo la noche, con un sabor dulce que llegaba a empalagar por momentos.

También interactuó mucho con el público, leyendo las pancartas que decenas de mujeres habían llevado. Algunas pequeñas y otras más grandes se leían, mientras los espectadores sentados atrás pedían que las bajaran para poder ver.

“Vos tenés cara de 28, no tenés 41”, le respondía a los carteles, mientras se escuchaban gritos y risas nerviosas como respuesta de las mujeres.

Después de un popurrí por varios clásicos como “Desnuda”, “Lo poco que tengo”, “Realmente no estoy tan solo” y “Sin tí, sin mí”, el cantante hizo una versión salsa de “Historias de taxi”, y el público respondió cantándola y parándose sobre las gradas de la Olímpica.

Cuando llegó el turno de interpretar su famosa “Señora de la cuatro décadas”, Arjona seleccionó a una chica de la tribuna para que suba al escenario. Luego de leer varias pancartas eligió a María Elena, una mujer que se encontraba en el último anillo de la Olímpica con un cartel que decía “me quedo hasta que me invites a subir” y acompañada por el personal de seguridad llegó hasta el escenario. Terminó sentada en el regazo del cantante (también lo abrazó y besó), mientras él le cantaba como al oído.

Ricardo Arjona en el Estadio Centenario. Foto: Difusión
Ricardo Arjona con la jóven que no puede creer la suerte que tuvo. Foto: Difusión

Ese no fue el único momento distinto de la noche para los miles de asistentes ya que hasta hubo una propuesta de matrimonio en la platea y mientras la chica aceptaba, Arjona les dedicaba una canción. Un golazo por donde se lo mire.

Después de cantar “Te conozco” y sin intenciones de retirarse del escenario, Arjona preguntó si había quedado alguna canción por interpretar. Eso generó miles de respuestas, ya que hay una canción especial para cada uno de los asistentes del show.

Un show muy visual en el que Arjona cantó, corrió, saltó, hizo dos bises y hasta entonó una estrofa de “Te quiero” de Mario Benedetti. Completito.

Ricardo Arjona en el Estadio Centenario. Foto: Difusión
Ricardo Arjona en el Estadio Centenario. Foto: Difusión
Ricardo Arjona en el Estadio Centenario. Foto: Difusión
Ricardo Arjona en el Estadio Centenario. Foto: Difusión
Ricardo Arjona en el Estadio Centenario. Foto: Difusión
Ricardo Arjona en el Estadio Centenario. Foto: Difusión
Ricardo Arjona en el Estadio Centenario. Foto: Difusión
Ricardo Arjona en el Estadio Centenario. Foto: Difusión
Ricardo Arjona en el Estadio Centenario. Foto: Difusión
Ricardo Arjona en el Estadio Centenario. Foto: Difusión
Ricardo Arjona en el Estadio Centenario. Foto: Difusión
Ricardo Arjona en el Estadio Centenario. Foto: Difusión
Ricardo Arjona en el Estadio Centenario. Foto: Difusión
Ricardo Arjona en el Estadio Centenario. Foto: Difusión

*Originalmente, esta nota decía que María Elena es maestra, pero no es así. Las disculpas del caso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)