ENTREVISTA

Un alma creativa sin miedo a la vanguardia

Laurie Anderson.
Laurie Anderson. Foto: Difusión.

Además de extenso, el currículum de la artista estadounidense Laurie Anderson es, sobre todo, variado. Anderson, quien fue pareja del músico Lou Reed desde la década del 1990 hasta su muerte en 2013, irrumpió desde Nueva York en la escena musical con su hit experimental “O Superman” (1981) y desde entonces no ha quitado el pie de su acelerador creativo.

Más allá de la música, en sus obras Anderson suele mezclar disciplinas como el arte visual, la danza, y, especialmente, la palabra hablada, un elemento que ha sido un pilar de su arte.

Recientemente también experimentó en el cine -su película autobiográfica Heart of a Dog (“Corazón de perro”, 2015) se exhibió en Cinemateca en 2016- y hasta en la realidad virtual con Chalkroom, una instalación en la que el usuario se adentra en una habitación con historias.

Anderson, quien vendrá a Uruguay para presentar su show The Languaje of the Future el próximo lunes en La Trastienda, conversó con El País sobre su propuesta y qué es lo que la motiva como artista.

-Esta será su primera visita a Uruguay. ¿Qué siente cuando se presenta en un lugar en el que nunca estuvo antes?

-Curiosidad. No tengo idea de lo que va a pasar. Va a ser muy interesante. Eso espero.

-Su difunto esposo, Lou Reed, vino a Uruguay en el año 2000 y su concierto es muy recordado aún. ¿Alguna vez le habló de Uruguay?

-Sí, sí, hablamos de Uruguay y a él realmente le encantó. Ya sabés como es cuando estás de gira. Pensás: “¡Voy a volver pronto!”, pero tu vida pasa tan rápido y se va acelerando y no te toca poder hacer esas cosas. Trato de abrir los ojos cuando estoy en un lugar porque se que tal vez no vuelva. Quién sabe...

-¿Compartió mucho tiempo en las giras con él?

-Sí, sí, viajamos mucho juntos. En América del Sur estuvimos juntos en Chile y en Buenos Aires también, pero no en Uruguay.

-Presentará su show The Language of Future (“El lenguaje del futuro”). ¿Cómo describiría la experiencia para una audiencia que jamás la ha visto en vivo?

-No tengo idea de lo que pensarán pero espero que interese. Es música, historias, violines, electrónica, imágenes y también subtítulos.

-¿Subtítulos?

-Sí, es un show sobre el lenguaje y como a veces las palabras van rápido creo que es una buena idea usarlos. No tenés que mirarlos, pero es difícil hacer cosas de forma bilingüe. Pero voy a tomar ese riesgo.

-Recientemente expuso una muestra de realidad virtual llamada Chalkroom (“Cuarto de tiza”) que ganó un premio en el Festival de Cine de Venecia.¿Cómo se adentró en esta disciplina?

-En la década de 1990 trabajé con un amigo de Taiwan (el artista Hsin-Chien Huang) e hicimos una experiencia multimedia (Puppet Motel) en CD-ROM. Lo que pasó con el CD es que la tecnología simplemente desapareció. Fue una locura, pero una vez que se evaporó no quedó un sostén físico para cuando hacés un trabajo digital. Es información que no tiene forma. Fue realmente extraño renunciar a eso pero encontramos otra forma (en la realidad virtual).

-¿Qué le resultó tan atractivo de poder ofrecer la experiencia de adentrarse en un cuarto con varias historias?

-No me refería a adentrarse tanto en una historia sino en un espacio donde puedes volar. Es más impresionante que volar en tus sueños porque realmente tenés un montón de control.

-Recientemente en Uruguay se exhibió su película Heart of a Dog. ¿Ha pensado en hacer más películas?

-Sí, lo hice. Tengo algunas ideas y estoy trabajando en ellas.

-¿Puede adelantarnos algo?

-Absolutamente no. Ni una sola palabra (se ríe).

-¿Deberíamos esperar algo cercano a Heart of a Dog o más similar a Chalkroom?

-Nunca se sabe. Capaz que es una comedia o una serie de HBO. No lo sé. Me gusta poder hacer cosas nuevas.

-Al hablar sobre su vida y la de Lou Reed en la década de 1970 llego a decir que nunca pensó que “vivirían de hacer arte”. Si pudiera viajar en el tiempo y decirse algo a usted misma al inicio de su carrera, ¿qué se diría?

-“No te olvides de pasarla muy bien”. Eso es lo que diría.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)