NOVEDADES DISCOGRÁFICAS

La alegría y el drama de bailar hasta el amanecer

Dani Umpi regresó con Lechiguanas

Dani Umpi
Dani Umpi. Foto: Pato Rivero

Esto de que Dani Umpi regresó es un poco relativo. Prolífico e inquieto, el escritor, artista, performer y músico siempre tiene algo con lo que estar ocupado, y en los últimos años ha editado una cantidad de material bajo diferentes conceptos. Lo último que editó y que vino a presentar a Montevideo, fue un disco a dúo con la también escritora y cantante Rosario Bléfari; y antes estuvieron los remixes de Mormazo (que oficialmente sería su último disco de estudio), dos volúmenes de Piano con Álvaro Sánchez, e Hijo único con Sofía Oportot y Redard.

Pero Dani Umpi regresó porque desde Mormazo, que es de 2011, Lechiguanas es el primer disco de estudio que edita. Y aunque apenas tiene ocho canciones hay que decir que se hizo esperar, pero valió la pena.

En Lechiguanas, editado bajo el sello Otras formas que se dedica a lanzar exclusivamente material de artistas plásticos que también son músicos, aparecen varias canciones que habían ido circulando en esos otros álbumes ya mencionados.

Es el caso de “Lucifera”, “La yuta”, “Cleopatra entrando en Roma” y del tema que da nombre al disco. Y aparece el Dani Umpi más bailable, el que se las ingenia para camuflar la nostalgia, la soledad y el desencanto en melodías brillantes e irresistibles, con una primera impresión muy Miranda! (un color que ya viene de su ópera prima Perfecto, en la que aparece Ale Sergi), y guiños que van desde Electric Light Orchestra hasta aquella marcha de principios de milenio, pasando por lo que podría ser un remix de una cortina de telenovela mexicana (escuchen “La yuta”).

Entre esa paleta de sonidos hecha a fuerza de sintetizadores y más sintetizadores (el único instrumentista es el también productor Jean Deon) que se imponen al resto de los instrumentos, Umpi muestra cómo ha mejorado con el tiempo en lo vocal, ofreciendo matices que dan cuenta de nuevos lugares interpretativos. Estira las vocales en un juego que sabe cuándo tiene que frenar; se empasta de manera muy bella con Marina La Grasta y Diosque (las voces invitadas), hurga en los susurros y en lo grave, o explota con sus agudos tan dramáticos.

Y se muestra una vez más, tal vez desde un lugar menos teatral y más maduro que en sus trabajos anteriores, como un gran letrista que sabe cómo sacarle jugo a su uruguayez. Radicado en Buenos Aires hace rato y con impronta cosmopolita, el tacuaremboense sigue hablando de Montevideo y construye versos preciosos a partir del humor y la ironía que lo caracterizan. Eso hace de Lechiguanas un disco del que es fácil enamorarse, porque nos permite bailar hasta el amanecer haciendo de cuenta que no estamos tan mal, aunque en el fondo la realidad sea otra.

FICHA TÉCNICA
Dani Umpi
Dani Umpi
DiscoLechiguanas
¿Está online?Sí, en Spotify
¿Está bueno?Buenísimo
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)