CHUCK BERRY

Adiós al padre fundador del rock

El pionero del rock and roll y el músico más influyente del siglo XX murió a los 90 años.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Berry cuando estuvo en el Teatro de Verano. Foto: Archivo El País

Con solo dos acordes de su guitarra Gibson, Chuck Berry, quien ayer murió a los 90 años, armó una revolución. Se llamó rock and roll y le dio confort y voz a varias generaciones. Berry, un hombre de caracter difícil y un talento único, tenía derecho a cierto resentimiento: su música fue copiada y elevada a negocio millonario sin que él viera mucha de esa ganancia. Ese fue el destino de los pioneros negros del rock and roll.

La policía de St. Louis informó ayer que al mediodía respondió un llamado de emergencia desde la casa de Berry. Cuando llegó la ambulancia, nada se pudo hacer. Fue declarado muerto a la 13.26 de la tarde hora de St. Louis (las 15.26 de Uruguay).

"Si algún hay que darle otro nombre al rock and roll, debería llamarse Chuck Berry", dijo John Lennon. Y una vez más estaba en lo cierto. Si Elvis Presley se volvió el mayor icono del género, Berry fue su más grande poeta y músico.

Su "Come on" fue el primer simple de los Rolling Stones que además incluyeron una de sus canciones en su primer disco ("Carol") y otra en el segundo ("Around and Around"). Y los Beatles versionaron "Roll over Bethoven" en su segundo album. Su influencia músical y poética alcanzó también a números tan disímiles como Bob Dylan, The Beach Boys y los Ramones

De la generación pionera del rock and roll, sólo lo sobreviven Little Richard (que tiene 84 años) y Jerry Lee Lewis, de 81, artistas grandes pero menores comparados con él.

Es que Berry, quien vino a Uruguay en el final de su carrera y dio un espectáculo legendario pero algo triste, fue junto a Robert Johnson, Miles Davis, Bob Marley y Michael Jackson, el músico negro más influyente de la historia de la música.

Había nacido Charles Edward Anderson Berry, el 8 de octubre de 1926 en un hogar de clase media de St. Louis, Missouri. Su talento se le despertó temprano con una inclinación haciala guitarra, la poesía y el blues, que estarían en la base de su obra. Al combinar eso con los sonidos hillbilly y el swing generó una identidad propia que rápidamente le dio un contrato con Chess Records (un contacto que le facilitó el blusero Muddy Waters) y el impulso de Alan Freed, el disc jockey que sería el primer promotor del rock and roll.

Era un diamante en bruto y rápidamente consagró su estilo con una sucesión de canciones imbatibles entre las que estaban "Roll Over Beethoven", "School Day", "Carol", "Back in the U.S.A.", "Little Queenie", "Memphis, Tennessee", "Johnny B. Goode" y "Rock and Roll Music". Todas fueron escritas en la segunda mitad de la década de 1950, su edad de oro. Su desfachatez en escena fue otro de sus rasgos destacados, incluyendo el "paso del pato", su graciosa manera de bailar su música.

Berry, un hombre tan perpicaz para los negocios como para la composición, se convirtió en el primer millonario negro de la música. Un incidente en el que estaba involucrada una menor lo envió en 1962, dos años a la cárcel y frenó su impulso.

Cuando salió, el mundo musical había cambiado pero, de hecho, se había adaptado a su música. La nueva generación parecía tenerlo como influencia excluyente, lo que le permitió una sobrevida que le duró hasta fines de la década de 1970 cuando volvió a la cárcel, esta vez por evasión de impuestos.

Y ya no quedó mucho lugar para él. En 1987, Keith Richards, como para compensar el saqueo que fundó su propio prestigio, le produjo un documental Hail Hail rock and roll, donde Berry dejaba claro la importancia de su legado y sus caprichos de vieja estrella. Sus peleas con Richards fueron legendarias.

Ayer las voces de congoja se hicieron sentir en el mundo de la música. Bruce Springsteen, quien tocó en una de sus ocasionales bandas de apoyo antes de ser famoso, dijo que Berry "fue el mejor intérprete, guitarrista y magnífico compositor de rock n roll que ha vivido".

Mick Jagger, el cantante de los Rolling Stones le dedicó tres tuits seguidos en los que agradecía su inspiración musical, el haber alimentado sus sueños de ser músico y destacó que "sus letras brillaron por encima de todas y proyectó una extraña luz sobre el sueño americano". Jagger, quien adjuntó una vieja foto junto a Berry, termina diciendo "Chuck, fuiste maravilloso y tu música estará dentro nuestro por siempre".

Richards también publicó una foto del mismo encuentro y dijo "una de mis grandes luces se apagó". La cuenta de Twitter de los Rolling Stones dijo que sus canciones iban a vivir para siempre.

La banda uruguaya No Te Va Gustar tuiteó "Se va el responsable de todo lo que vino después. Chuck Berry 1926-2017".

Una presencia en escena que mezclaba displicencia y entrega, Chuck Berry fue un guitarrista enorme, un compositor brillante, un poeta magnífico y una influencia poderosa.

Pocos han podido alardear de tantos superlativos.

Una visita a Uruguay que alegró y preocupó.

El 15 de abril de 2013, Chuck Berry se presentó en el Teatro de Verano ante un público ansioso y a la vez escéptico. Los teloneros fueron The Supersónicos.

Tenía 86 años y una fama de errático y distante en escena que lo acompañaba hacía décadas. Ofreció un show de una hora en la que se lo vio algo perdido y en los que solo por momentos parecía encontrarse con su viejo genio. El show empezó con "Roll over Beethoven" y siguió visitando todos los clásicos durante una hora, en la que Berry estuvo respaldado por algún asistente que lo ubicaba en situación. Las versiones sonaron desafinadas y Berry no podía tocar la guitarra y al mismo tiempo cantar. El público uruguayo le puso el entusiasmo indispensable para hacer un poco menos doloroso el encuentro con una de las más grandes leyendas del rock and roll. Cerró con "Johnny B. Goode" y entregó un "paso del pato" tímido y titubeante. La hinchada lo agradeció a los gritos.

TRES CANCIONES INMORTALES.

Roll over...

...Beethoven" era toda una declaración de principios.: hablaba de que era mejor que la música clásica le dejara el lugar a los sonidos del rock and roll. Los Beatles la incluyeron en su segundo disco, "Meet the Beatles".

Johnny B...

Goode" fue escrita en 1958 y fue un éxito interracial, un dato no menor para la época. Es la historia de un campesino analfabeto que intenta hacerse famoso con su guitarra. Su riff está tomado de "Aint That Just Like a Woman" de Louis Jourdan.

Sweet little...

Sixteen", de 1958, es otro de sus grandes clásicos. Una historia de amor adolescente que luego sería flagrantemente plagiada por los Beach Boys en "Surfin USA". También la grabaron los Beatles.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)