Crítica

Adaptarse a estos tiempos sin perder la marca personal

En su nuevo disco, Axel muestra dos facetas bien distintas de su música y logra el equilibrio.

Axel
Axel, un compositor pop de rango amplio

Las tendencias del mercado musical son como el minuto a minuto del rating televisivo, o los clicks en la nota de determinado medio digital: marcan lo que está funcionando y, por ende, lo que al público le interesa. Y en una época en que la música está atravesada en ambos hemisferios por los ritmos urbanos —el trap, el reggaeton y aledaños—, da la sensación de que para mantenerse en la cresta de la ola con millones de reproducciones en servicios de streaming, hay que terminar rindiéndose ante esa base rítmica grave y repetitiva.

La mayoría de los artistas pop hoy se están enfrentando a ese dilema, que abarca un espectro tan grande que va desde el baladista Luis Fonsi al popstar Justin Bieber. ¿Cuánta gente queda en la Tierra sin haber escuchado “Despacito”?

Más allá de que la discusión de lo que es o no comercial en materia artística está sobre la mesa hace demasiado tiempo, tal vez lo que más importa ahí es con qué naturalidad un músico puede seguir la corriente del mercado sin perder de todo su estilo, su marca registrada. Y en eso anda Axel.

El cantante melódico argentino editó Ser, que además de tener “Aire” que es una de las baladas de la banda sonora de la telenovela Las Estrellas (que va por La Tele), tiene otras 11 canciones que muestran nuevas facetas de un solista popular, que ha alternado en su carrera con lentas canciones de amor y ritmos latinos, consiguiendo siempre un resultado exitoso.

Axel
Axel con Becky G en "Que nos animemos", uno de los simples de "Ser"

Ser se abre con “Soñemos juntos”, con una guitarra despojada a la que se le va integrando la voz que entona un mensaje optimista (con menos intensidad que “Celebra la vida”), y que guarda la explosión para un estribillo en el que suena hasta una gaita. Parece un himno de competencia futbolística.

Después vienen una zamba intimista (“Aguaribay”), la ya mencionada “Aire”, “Malgre Tout” que es una suerte de balada electrónica con piano, samples y un estribillo en francés; “Bailas para amar” que es un tema urbano que evoca a “Shape Of You” de Ed Sheeran, y más baladas y más ritmo que se suceden hasta el final.

Axel canta todo ese repertorio en tonos más bajos que de costumbre a excepción de algún estribillo (el de “Aire”, por ejemplo) y va a lugares menos pomposos de su música, logrando un diálogo que es bastante orgánico entre el piano, la guitarra acústica, los recursos electrónicos y los arreglos corales. Le canta al amor y a la vida como de costumbre, pero desdoblándose en dos facetas que seguramente le aportarán bastante a su show en vivo, y que articula de una manera natural. El disco fluye y logra acompasar un estilo personal con el sonido de moda, sin cambios bruscos ni elecciones forzadas.

Ficha
Axel
Axel
DiscoSer
¿Está online?Sí y en disquerías editado por Sony
¿Está bueno?Axel prueba cosas y sale airoso

El cantautor pop argentino ganó el Gardel de Oro en 2015

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)