Nuevo volumen de la saga millennium

Una digna continuación de una serie leída por millones

Se publicó El hombre que perseguía su sombra, quinta entrega de la saga Millennium

David Lagercrantz
David Lagercrantz. Foto: AFP

Ha pasado un buen tiempo desde que David Lagercrantz tomó la posta de Stieg Larsson (fallecido en 2004) para continuar con la saga Millennium, que se hizo famosa al año siguiente de la muerte de su creador. Un verdadero éxito de ventas mundial de la novela policial que presentó a Lisbeth Salander, un personaje que traspasó las páginas llegando a inspirar tendencias en la industria de la moda.

La primera novela de Lagercrantz en Millennium fue Lo que no te mata te hace más fuerte (2015) se convirtió en un best seller internacional con publicaciones en más de 40 países y más de seis millones de libros vendidos en el mundo, según cifras de la editorial. Aunque los fanáticos de la saga extrañaron la forma de escribir de Larsson, ya esa novela pareciera, por momentos, escrita por alguien que no conocía el trasfondo histórico, ni a los personajes.

El hombre que perseguía su sombra
Trailer del libro "El hombre que perseguía su sombra". Crédito: PlanetadeLibros

En El hombre que perseguía su sombra (se mantiene la tendencia por los nombres excesivamente largos), Lagercrantz se apropia de la historia, contando una entrega totalmente nueva que si bien mantiene esa atmósfera de intrigas y conspiraciones gubernamentales, se aleja de la novela anterior, muy impregnada por Larsson.

Nuevamente la hacker Lisbeth Salander es el personaje central de la historia, aunque siempre lo ha sido. En Los hombres que no amaban a las mujeres (primera parte de la saga), donde aparece, si bien no era el personaje central en la historia sobre la desaparición de Harriet Vanger, tomó protagonismo en las dos novelas que le siguieron. En La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina y su continuación, La reina en el palacio de las corrientes de aire —las tres escritas por Larsson—, se presentaron detalles de la infancia de Lisbeth, así como la historia de su peculiar y conflictiva familia.

David Lagercrantz
David Lagercrantz. Foto: Reuters

En esta quinta parte de la saga, donde cada vez se hace más necesario haber leído las anteriores novelas, Lisbeth se encuentra en la cárcel tras lo que sucedió en Lo que no te mata te hace más fuerte. Y si bien salvó la vida del niño autista y ayudó a detener los planes de su hermana gemela, Camilla, la hacker terminó en una cárcel de máxima seguridad.

En la prisión de Flodberga, Lisbeth conoce a Faria Kazi, una joven de Bangladesh acusada de haber matado a su hermano, y fiel a su estilo, Lisbeth la protegerá de una peligrosa reclusa que abusa sistemáticamente de ella. Como siempre pasa, la historia de esa joven termina distando de lo que recolectó la policía y la justicia. Parece que siempre hay elementos por fuera de esos informes que Lisbeth termina encontrando, dejando mal parada a la policía y al sistema judicial.

También El hombre que perseguía su sombra es la novela más actual de la saga. Trolls en las redes que “crean un falso equilibrio en el que la mentira y la verdad se contraponían como entidades igual de importantes”, escribe Lagercrantz en la novela, así como referencias a una campaña de desinformación llegada de Rusia en todo eso parecen sacados de la última elección de Estados Unidos, y tienen un papel muy importante en esta entrega, aunque no vale revelar más.

Nuevamente Lisbeth Salander enfrenta su pasado y encuentra otra conspiración

En prisión, mientras estudia sobre física cuántica, Lisbeth mantiene encuentros con Mikael Bloomkvist, el periodista de la revista Millennium, a quien le pide que investigue a un economista, Leo Mannheimer. Así, el periodista comenzará a tirar de un hilo que lo llevará a descubrir varios hechos extraños en el pasado de Mannheimer, así como una serie de estudios genéticos realizados en los años 80.

Una vez más se descubre una gran conspiración en torno a la infancia de Lisbeth. Y si bien el psiquiatra Peter Teleborian (responsable de los malos tratos que la joven recibió en su infancia), es el responsable directo, ahora hay doctores, psicólogos y psiquiatras que realizaron un estudio con gemelos.

Otra sociedad secreta (no al nivel de La Sección, aunque bastante organizada también) de doctores que bien podrían ser sucesores del nazi Josef Mengele, por la crueldad de sus actos y por la motivación de sus estudios. Ellos son los nuevos villanos de la historia.

Salander se ha convertido en una heroína de acción de nuestro tiempo. Su necesidad por encontrar justicia (e impartirla por mano propia) le ha traído varios problemas en el pasado, en su mayoría asociados a su retorcida familia. Su padre, el criminal Zalachenko (más conocido como Zala) y su hermana, la sucesora del clan no aparecen en esta nueva historia, aunque sobrevuelan como buitres al acecho, en la historia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)