HUGO BUREL

"Al lenguaje hay que defenderlo"

Hoy el escritor Hugo Burel ingresará formalmente en la Academia Nacional de Letras. “Sigo pensando que la escritura tiene un costado misterioso que no lo voy a desentrañar nunca”, dice Burel. La ceremonia de ingreso se realizará a las 19:00 en el Centro Cultural de España.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Hugo Burel. Foto: Nicolás Pereyra

—El año pasado no pudo ingresar formalmente a la Academia Nacional de Letras por un motivo de salud. ¿Cómo lo recibe esta designación?

—Muy contento y estimulado porque se culmine el proceso de designación.

Tiene que hacer una lectura, ¿de qué se va a tratar?

—Hoy se cumplen 166 años del nacimiento de Eduardo Acevedo Díaz y mi discurso va a tratar sobre su novela, Ismael.

¿Por qué Acevedo Díaz?

—Me pareció muy relevante la figura de Eduardo Acevedo Díaz, su rol de iniciador de nuestra narrativa. Además por razones de salud el año pasado no pude dar mi discurso y en este año la fecha coincide con el aniversario de su nacimiento. La oportunidad me va a permitir homenajear a este autor tan importante.

—¿Qué funciones va a desempeñar dentro de la Academia?

—Hay un funcionamiento que prevé dos reuniones mensuales en las que se tratan distintos temas. Ya he hecho algunos aportes en la medida de mis posibilidades. Siempre se están manejando temas que implican un debate colectivo, ya que hay distintos profesionales con una pluralidad de miradas y de aportes. Así que hay un funcionamiento colectivo, aunque el aporte individual también se realiza. También estoy trabajando en un proyecto de difusión a un nivel más inmediato con el público. Es un proyecto que lo estamos recién formulando. Y hay muchas actividades que a veces no trascienden pero que son relevantes para la realidad idiomática.

Claro, porque el lenguaje nos da identidad.

—Nos une, nos da identidad, lo tenemos que defender y arropar en distintas circunstancias, como con los premios a la narrativa y la poesía.

La Real Academia Española advirtió sobre el uso indebido del todos y todas, ¿qué le parece eso?

—No estoy muy de acuerdo en esa diferenciación gramatical. Lo que hace es entorpecer el discurso al dotarlo de una aclaración permanente de hacia quién va dirigido. Para mí no tienen sentido esas diferenciaciones que son incorporadas porque se usan y tienen una fuerza de legitimidad de uso que nadie pone en duda. Personalmente sigo hablando como siempre y prefiero no estar aclarando lo obvio, lo que ya está contemplado en el propio lenguaje.

—¿Hay una tendencia hacia el discurso políticamente correcto?

—La corrección política abusa de los recursos y es una cosa que me parece excesiva e innecesaria. Se me entiende sin que diga todos y todas, niños y niñas.

—Se han adaptado obras suyas al cine y ha hecho sus propias adaptaciones. ¿Qué es más sencillo, escribir un cuento o adaptarlo?

—Adaptarlo. El cuento tiene su proceso y es una situación que se circunscribe a la imaginación del lector y a la capacidad de ver lo que el texto le propone. La adaptación equivale a salir de la subjetiva primera persona que define a la narración para pasar a la tercera persona que es el cine o la imagen, eso a veces complica. Es muy estimulante porque son dos disciplinas diferentes. La adaptación es eso, adaptar, y no necesariamente tiene que tener un vínculo estricto con lo que el escritor hizo. Hay autores que no entienden que el cine es otra cosa, más allá de que se base en un cuento o en una novela.

—¿Qué escritor actual le gusta?

—Hay muchos que me interesan, como Ian McEwan o Paul Auster. También releo mucho a Borges, Kafka, Onetti, y ahora estoy leyendo a Joseph Conrad. Son autores canónicos a los que siempre regreso.

—¿Y de los uruguayos?

—Tengo que confesar que a muchos jóvenes no los he podido leer. Más bien incursiono en autores que conozco como Juan Carlos Mondragón, Milton Fornaro o Claudia Amengual. También estoy leyendo a Hiber Conteris, un escritor que merece tener más difusión de la que tiene.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)