Tras larga batalla contra el cáncer, Clara Berenbau murió ayer A LOS 32 AÑOS

Clarita se fue, queda su eterna sonrisa

Pocas veces la indignación y la impotencia son el común denominador ante el fallecimiento de un comunicador social. Este es el caso de Clara Berenbau, Clarita, quien murió ayer a la edad de 32, el mismo día que sus hijos mellizos cumplían un año.

"La idea es que en la vida hay que sonreír y mantenerse positivo", reflexionaba Clarita, que sabía que "uno se va a morir irremediablemente". "Hay que aprovechar cada segundo, cada minuto, sin pensar mucho en lo que vendrá. ¡Disfrutar! Eso me enseñó el cáncer", decía cuando miraba hacia adelante.

Clarita sonrió hasta el final, erigiéndose cada día con una actitud positiva. Aprovechó cada minuto, hasta que perdió la batalla más desigual.

Entrevistada por El País en octubre de 2011, la comunicadora declaró: "El cáncer lo que hizo fue ayudarme a disfrutar más cada momento. La enfermedad te muestra la muerte, te la pone adelante, te dice que te podés morir, pero te avisa que estás vivo".

Sus declaraciones nacen a partir de la presentación de su libro "Vivir con él (De cómo el cáncer me enseñó a ser mejor)", con el que Clarita asumió, públicamente, que luego de durísimos tratamientos la enfermedad seguía en su cuerpo.

En el libro habla de las cosas por su nombre, de su búsqueda por encontrar respuestas y de los giros que tomó su peripecia vital con las "nuevas" malas noticias. "De aprender a vivir otra vez, de abrir los ojos cada mañana como si fuese la primera y de reír hasta contagiar a todos".

Le diagnosticaron un cáncer de mama en 2007 y luego viajó a Estados Unidos por razones familiares. Su tía es oncóloga y reside en ese país. "Fue ella la que me recomendó el Memorial Sloan de Nueva York. Pero aclaro que acá, de acuerdo a mi experiencia, estamos muy bien respecto al cáncer de mama", dijo en la entrevista con El País.

Cuando tuvo el segundo diagnóstico, la atendieron en el complejo de hospitales universitarios del Harvard District, en la ciudad de Boston. Allí le dijeron que el cáncer había pasado a ser una enfermedad crónica.

COMUNICADORA. Clara Berenbau comenzó a los 21 años a trabajar en televisión, donde condujo varios programas, entre ellos "Vamos", que se emitió por Canal 12, "Cuatro Estaciones" y "Tiempo de Campo", estos dos últimos de Canal 5.

Fue columnista de espectáculos en los programas de TV "Hola Vecinos" y "Arriba Gente" (Canal 10). Y en radio condujo junto a Juan Sader "Viva la Tarde", en Sarandí.

A lo largo de su carrera fue enviada a cubrir notas internacionales de Columbia Pictures y RBS en Los Ángeles, San Francisco y Canadá.

En ese marco, entrevistó a varias figuras del espectáculo como Dustin Hoffman, Antonio Banderas, Catherine Zeta Jones, Tim Robbins y Emma Thompson. También tuvo un mano a mano televisivo con Mario Benedetti.

Además incursionó en teatro, donde protagonizó la obra dirigida por Omar Varela "Estoy sola porque quiero".

Varias veces había dicho que si no se hubiera dedicado al periodismo sería actriz, profesión que acarició en la última etapa de su vida.

En 2005 se casó con Daniel Yaquinta en la iglesia La Candelaria de Punta del Este y en abril de 2012 nacieron sus mellizos, Guadalupe y Salvador. Desde entonces, se alejó de los medios para dedicarse sus hijos -que ayer cumplieron un año-, someterse a tratamientos contra el cáncer y dar charlas motivacionales sobre la enfermedad.

LUCHADORA. Centenares de personas recordaron ayer a Clarita Berenbau como una luchadora incansable, que hizo todo lo que estuvo en sus manos para vencer la enfermedad, aferrarse a la vida y a su familia.

En su libro, Clarita recuerda su infancia, la construcción del amor con su marido, el terror del diagnóstico, momentos de humor negro y el encuentro con otras mujeres en su misma situación de vida, con las que terminaría conformando lo que ella dio a llamar "El Club del Gato".

Esto lo hizo también en sus conferencias, en las que detalló el duro proceso de quimioterapia y radioterapia al que tuvo que someterse.

"La quimioterapia es como un baño de humildad, que te sacude profundamente, porque de golpe te ves y no te reconocés. De golpe te mirás al espejo y no sos vos, porque no tenés pelo, porque no tenés cejas, porque no tenés pestañas. Y eso es cuando decís: esto es el cáncer", sostuvo una vez.

Mientras pudo, Clarita utilizó los micrófonos y las cámaras que tenía a su alcance para transmitir esperanza a personas en su misma situación. Y para que el miedo -natural en los seres humanos frente a la palabra cáncer- no sea un freno a la hora de realizarse un chequeo médico.

Una de las imágenes más fuertes que relata en su libro es cuando soñó con su propio funeral. Así lo narró a El País: "Es tanto lo que asociamos el cáncer con la muerte que en el inconsciente está. Eso me pasó una o dos veces. Si bien nacemos con la muerte al lado, el cáncer te la acerca y la tenés más presente. Cuando murieron tres de mis amigas me pregunté: "Si les pasó a ellas, ¿por qué no me va a pasar a mí?".

REACCIONES EN TWITTER Y FACEBOOK

"Cálida sonrisa, calidad como comunicadora, una gran mujer ejemplo en todo. Se nos fue tan joven Clarita Berenbau, bellisima persona. QEPD".

Alberto Kesman, periodista

"Un ejemplo de mujer y de lucha. Enorme tristeza por la partida de Clarita Berenbau".

Laura Raffo, periodista

"Que horror! La vida es tan injusta a veces. Una luchadora Clarita!!!! Que dolor!!!".

Yisela Moreira, periodista

"Fuiste tan feliz, nos hiciste reír tanto, nos enseñaste tanto acerca de como amigarse con la muerte, que no queda otra que ahora sentir el pecho apretado de una tristeza honda. Adiós Clarita".

Lourdes Vitabar, periodista

"Clarita, una luchadora, una optimista, un ejemplo, peleó contra el dolor y la desazón. Muchos la extrañarán".

Diputado Luis Lacalle Pou

"Qué tristeza enorme por la muerte de Clarita. Una persona tan hermosa, siempre de buen humor, siempre dulce, siempre atenta. Una excelente compañera de trabajo, un ejemplo de lucha. A su familia un abrazo apretado en este momento tan terrible".

Ignacio Martirené, periodista

"UNICEF manifiesta su profundo pesar por el fallecimiento de Clara Berenbau, comunicadora, actriz y madre de Salvador y Guadalupe".

"Nunca olvidaremos tu sonrisa".

Programa Hola Vecinos de Canal 10

"Clarita honró la vida desde su lugar y con su enfermedad. Se fue una gran mujer. QEPD".

Alejandro Figueredo periodista

"Era de las personas que aún sin conocerla personalmente despertaba simpatía y cariño. Un abrazo su familia y amigos".

Diputado Javier García

"Gracias, gracias, gracias #clarita por tu ejemplo, tu luz, tu vida. Un mundo lleno de Claritas seguro sería un lugar mejor".

María Vigo Rocca, comunicadora

Sus hijos mellizos cumplían un año

Ayer, el día que falleció Clara Berenbau, sus dos hijos mellizos, Salvador y Guadalupe, cumplían un año de vida. La maternidad fue uno de los temas que la conductora manejó con mayor reserva, por la expectativa y el deseo generado en la pareja.

"El tema de la maternidad nos involucra a mí y a Cuqui (su marido) como pareja (...) Nosotros teníamos un proyecto de vida que era tener muchos hijos, era nuestro sueño… es nuestro sueño. Quiero mantener el silencio en el cómo, en la forma, porque se puede ser madre de muchas maneras", afirmaba la conductora en una entrevista a El País.

Cuando finalmente fue madre, el martes 24 de abril de 2012, su emoción fue inmensa y las felicitaciones llegaron desde todos lados. "Ser mamá era un sueño tan grande que al cumplirlo, decidí que mi prioridad fueran ellos. Este año voy a seguir con esa prioridad pero voy a hacer algo de trabajo", explicaba Clarita Berenbau a El País, luego de haber sido mamá, y disfrutar a sus hijos las 24 horas del día.

"Me voy a morir de otra cosa, de viejita"

Desde hace mucho tiempo la conductora y comunicadora Clara Berenbau venía pregonando en diferentes ámbitos públicos y privados por el acceso público y gratuito a la realización de exámenes de detección y tratamiento contra las enfermedades oncológicas.

De hecho, en distintas oportunidades debió viajar al exterior con el fin de recibir tratamientos de avanzada para su enfermedad. Pero por sobre todo, una de las claves, fue la forma en cómo la afrontó.

En una entrevista realizada por El País en octubre de 2011 la comunicadora respondió a la pregunta sobre cómo imaginaba su futuro.

"Si bien he soñado puntualmente con la muerte, tengo la sensación de que voy a llegar a muy vieja, capaz que es una sensación, pero la tengo. Me visualizo de vieja, rodeada de nietos, veo que voy a vivir mucho tiempo y que esto es algo que me va a acompañar. Y con Pame (su amiga) siempre decimos que vamos a terminar en el Oro del Rhin con los dientes pintados de rouge rojo espantoso. Me voy a morir de otra cosa, de viejita y con Cuqui al lado."

Comentarios
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)
user-photo
Si no puedes leer la imagen de validación haz clic aquí
Pulse aquí para volver a la versión mobile.