CINE

En Uruguay, las películas pierden su voz original

Cada vez más el público uruguayo prefiere ver cine en versiones dobladas al español

Micrófono
El público uruguayo prefiere el cine doblado al español.

"No al doblaje”. La expresión, que se muestra en contra de la traducción de una película hacía el idioma predominante en su territorio de exhibición, supo verse pintada en una pared de las calles de Montevideo hace un tiempo, según recordó Daniel Carratú, programador de la distribuidora de cine Enec.

Ese afán volvió a escucharse durante la semana pasada luego de que la Asociación de Críticos de Cine del Uruguay (ACCU) publicara un manifiesto “anti-doblaje”.

En el documento, emitido el pasado lunes, la organización planteó su preocupación por la presencia de películas dobladas al idioma español dentro del circuito de cines locales, cuya extensión, según la ACCU, es “creciente y desmesurada”.

“La obra doblada supone desde ya una alteración a la obra original”, explicó el crítico de cine y miembro de ACCU, Christian Font. “La tendencia del creciente aumento del doblaje revela algo más serio: hay buena parte del público joven que tiene pereza por leer subtítulos. Lo que aduce es una total entrega a un panorama en el que la obra doblada se está convirtiendo en lo habitual”.

Consultados por El País, ejecutivos de las cadenas de cine Movie y Life Cinemas señalaron que en Uruguay sí existe un crecimiento en la oferta de películas dobladas y que la tendencia responde a un solo fenómeno: una mayor demanda de esas películas en boletería.


“Lo hemos visto más acentuados en los últimos años”, dijo Mariana Chango, gerenta general de Life Cinemas. “La demanda por las películas dobladas excede por mucho a la queja de aquel que la quiere ver subtitulada”.

El director ejecutivo de Movie, Francisco Armas, compartió la idea de que existe un mayor interés del público uruguayo por las películas dobladas y agregó que desde la compañía hay un objetivo claro: “Nuestro rol como empresa es ofrecer lo que la gente quiere ver y quiere consumir”, explicó.

Armas, quien aclaró que como espectador prefiere ver películas en su idioma original y subtituladas, agregó que si bien comparte la preocupación de la ACCU, cree que en el manifiesto se exageró “la magnitud” de la presencia de las películas dobladas en la cartelera uruguaya.

La película de terror IT (Eso), que superó los 22.000 espectadores en su primera semana de estreno en Uruguay, y la de ciencia ficción Blade Runner 2049, fueron dos títulos que críticos de la ACCU usaron como ejemplos para demostrar un favoritismo actual por el doblaje.

Sin embargo, hasta hoy no parece haber una fórmula que determine que una película tenga más funciones traducidas que otra.

Si se toma, por ejemplo, dos películas en inglés estrenadas el jueves, se puede ver una contemplación de ambos tipos de exhibición. De 65 funciones que la película de acción Geotormenta tendrá hoy sábado en Uruguay 40 serán en español, 11 en inglés y cuatro en portugués. En cambio, el thriller Secuestrado tendrá 32 funciones: 16 serán en español y 17 subtituladas.

Tanto Armas como Chango indicaron que en sus cines se busca contemplar la exhibición de ambos tipos de películas, pero comentaron que en sitios específicos (las salas en los cines Nuevocentro y Costa Urbana) la diferencia en la elección del público es considerable.

“En Costa Urbana, que damos un cine más comercial y hay un público más joven, hemos intentado reiteradamente dar versiones subtituladas”, contó Chango. “Pero realmente, se dan vuelta en boletería”.

Armas, en tanto, afirmó que oblaje está tomando la delantera. “Si una película doblada trabaja más que una subtitulada y no tenemos infinitas salas, vamos a darle prioridad a las dobladas”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)