Novedades en streaming

Tres razones para ver "Fe de etarras"

La segunda producción española para Netflix ya está disponible

Fe de etarras
Javier Cámara y Julián López protagonizan esta comedia. Foto: Difusión

Tras el éxito conseguido por Las chicas del cable, la primera producción de Netflix realizada en España, llegó Fe de etarras, una comedia ambientada en el Mudial de Sudáfrica de 2010 sobre un grupo de militantes de la ETA que esperan en una ciudad española la llamada del jefe para entrar en acción. Aquí, tres razones para ver esta hilarante comedia.

Fe de etarras
Cámara como un cobarde con ganas de redimirse en la organización. Foto: Difusión

Los guionistas

Diego San José y Borja Cobeaga fueron los encargados de realizar el guión de esta comedia. Después del éxito obtenido por Ocho apellidos vascos y su continuación Ocho apellidos catalanes, los guionistas llegan con esta comedia mantiene el humor a partir de las costumbres, en este caso de un grupo de la ETA. Una organización que, según Martín (Javier Cámara), está en el podio y donde "se comía de la hostia".

Ocho apellidos vascos
Trailer de la película "Fe de etarras", ya disponible en Netflix

El elenco

Javier Cámara ha demostrado que es bueno tanto para la comedia como para el drama, protagonizando importantes películas como Hable con ella y Los amantes pasajeros de Almodovar, o Vivir es fácil con los ojos cerrados de David Trueba. También se lo ha visto en la serie Narcos de Netflix y The Young Pope, que protagoniza Jude Law y se puede ver por la App de Fox.
Acompañan a Cámara Miren Ibarguren y Gorka Otxoa, quienes comienzan hablando sobre Uruguay como un posible destino para exiliarse si la cosa no funciona; y Julián López, quien interpreta a un desquiciado militante de la organización, ávido por un poco de acción.

Fe de etarras
Trailer de la película "Fe de etarras", que ya está disponible en Netflix

La historia

La historia se desarrolla en el verano de 2010 en una pequeña capital de una provincia española. Allí, un peculiar y bastante disfuncional comando de ETA formado por un veterano con la intención de demostrar que no es un cobarde (Cámara), una pareja cuyo compromiso con la organización depende de la continuidad de esta misión (interpretados por Miren Ibarguren y Gorka Otxoa) y un manchego que cree que por entrar al comando lo hará sentir como Chuck Norris (Julián López), se atrincheran en un piso, esperando la llamada del superior para entrar en acción.

Y la llamada parece no llegar nunca. Para pasar desapercibidos, estos etarras se hacen pasar por albañiles, aunque una vecina bastante metiche les hará la vida imposible. Mientras, la selección española de fútbol avanza como nunca en el Mundial de Sudáfrica, lo que hará que estos etarras tengan que salir a festejar los triunfos, para pasar desapercibidos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)