CINE

Otra saga adolescente con final trunco

La saga “Divergente” continuará, pero en la pantalla chica.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Divergentes irán a la televisión. Foto: Difusión

No todas las sagas son un éxito rotundo como la del joven mago Harry Potter, los castos vampiros de Crepúsculo, ni la violenta Los juegos del hambre. Así quedó demostrado luego que los directivos de la productora que se encargan de Divergente decidieran que la segunda parte del último capítulo de la saga —Divergente: Leal— no llegue al cine, sino que se haga una película para televisión y después una serie, también para la pantalla chica.

Pero la saga Divergente ya venía con problemas desde antes. Así lo dio a entender el director ejecutivo de Lionsgate, Jon Feltheimer, cuando dijo que "quizá aceleramos un poco la tercera película en lugar de tomarnos nuestro tiempo con ella".

El resultado de este apuro en la primera etapa fueron unos magros resultados de taquilla, debido al desgaste de estirar la saga, ya que al alargarla el público se aburre.

Pero Divergente no es la única franquicia que se fue de la pantalla grande. No siempre una saga literaria exitosa logra el mismo éxito en las salas de cine.

Luego del éxito de Harry Potter, las productoras del mundo comenzaron una búsqueda para encontrar una sucesora exitosa, siempre por el lado de las sagas adolescentes para generar nuevos títulos, aunque no siempre con resultados alentadores en la recaudación. De esta forma se intentó con Las Crónicas de Narnia, una saga sobre el mundo mágico de Narnia, donde habitan brujas y leones que hablan, y una infinidad de seres mitológicos, apuntada a un público más infantil. Pero la saga creada por el británico C.S. Lewis solo vio en la gran pantalla a tres de sus siete libros.

La misma suerte tuvo Percy Jackson, que se basa en la saga de Rick Riordan; esta saga adolescente sobre dioses de la antigua Grecia que conviven con los mundanos del siglo XXI, tampoco logró posicionarse como una serie exitosa, por lo que la dejaron en suspenso luego de dos intentos.

Peor suerte llevó Cazadores de sombras: Ciudad de hueso (que se basa en la saga The Mortal Instruments, de Cassandra Clare), que logró que solo uno de sus libros llegase al cine. Pero en este caso, la señal de streaming Netflix decidió intentar adaptarla como serie bajo el título Shadowhunters, lo que demuestra que también hay vida para las series en la pantalla pequeña.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)