CINE

Una remake que rompe con varios esquemas

Los cazafantasmas ahora son mujeres y ya hay polémica.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los cambios que tendrá la clásica película. Foto: El País

Primero lo primero: Los (o Las) cazafantasmas son un equipo que persigue y elimina diversos seres sobrenaturales que aquejan a los neoyorquinos. La historia se presentó por primera vez en 1984 con un considerable éxito de público y crítica. Ahora vuelve una vez más. Pero las cosas han cambiado tanto que de la película original solo sobrevivió la premisa. Antes de llegar a las salas, la nueva película generó varias controversias.

Cinéfilos y fanáticos de películas específicas suelen reaccionar negativamente ante la palabra remake. Las quejas, por lo general, apuntan en dos direcciones: 1) "No sean vagos y filmen historias nuevas en vez de reciclar películas viejas" y 2) "No me toquen mi película".

¿Qué tiene todo esto que ver con Las cazafantasmas, que se estrena el próximo jueves en Montevideo? Que en este caso hay varios elementos que se entremezclan. Por un lado, la crítica hacia las remakes en general, pero también hay otro factor: la película es promocionada como un reboot, una variante de la remake, como una vuelta a fojas cero para revivir a una película o serie de películas.

Y para agregar aún más condimento y confusión a todo el asunto, la nueva película ha sido usada como munición en la batalla de los géneros y la corrección política.

La película de 1984, dirigida por Ivan Reitman, tenía un elenco protagónico exclusivamente masculino: Bill Murray, Dan Aykroyd, Ernie Hudson y Harold Ramis. El estreno de este jueves tiene a cuatro protagonistas femeninas: Melissa McCarthy, Kristen Wiig, Kate McKinnon y Leslie.

La nueva película ha molestado a muchos. A tantos que hasta el candidato a la Presidencia de Estados Unidos por el Partido Republicano —Donald Trump— se pronunció sobre el tema. En un video que subió a su canal de YouTube en diciembre del año pasado, el político le decía a la cámara: "Van a reahacer Indiana Jones sin Harrison Ford. ¡Eso no se puede! Y ahora van a hacer Los cazafantasmas solo con mujeres. ¿¡¡¡Qué es lo que está pasando!!!?", decía Trump. Algunos se indignaron tanto ante el supuesto manoseo a una película que tiene sello de "de culto" que ni siquiera quisieron verla.

El crítico James Rolfe, cuyo canal de YouTube tiene un poco más de dos millones de suscriptores, fue tajante: "Ni pienso verla", dijo en uno de sus videos. Y dio un montón de argumentos, ninguno demasiado convincentes. Remakes se han hecho desde siempre. Y nadie objeta, al menos de manera convicente, que haya habido siete distintos actores que interpretaran al Agente 007.

Parecería, entonces, que el problema es que se haya cambiado todo el elenco masculino por uno femenino. Las quejas serían tal vez más comprensibles si se hubiesen hecho luego del estreno y no antes.

Habrá que esperar hasta este jueves para comprobar si la nueva película, dirigida por Paul Feig y con cuatro de las más destacadas comediantes del momento (en especial Kristen Wiig), es una digna y divertida continuación (o reboot) de la historia original.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)