CINE

El reemplazo de Spacey sienta un precedente para el cine 

Sony y el director Ridley Scott han sido elogiados por haber retirado al actor de su proeycto

La reciente serie de Netflix nos presenta a Spacey en la piel del inescrupuloso Underwood.
Kevin Spacey. 

Con Hollywood agitado por las denuncias de conducta sexual inapropiada, los estudios están observando la eliminación de Kevin Spacey de su última película como un audaz pero arriesgado precedente para lidiar con este escándalo.

Sony y el cineasta Ridley Scott han sido elogiados por haber retirado al actor caído en desgracia de 58 años de All the money in the world (Todo el dinero en el mundo), pero, con el lanzamiento a tan solo seis semanas, esa decisión puede resultar costosa.

Spacey será reemplazado por Christopher Plummer en el papel del millonario estadounidense J. Paul Getty, en la historia sobre el secuestro en 1973 de su nieto adolescente.

Plummer, de 87 años, fue supuestamente la primera opción original de Scott antes de que éste fuera presionado para elegir un nombre más célebre.

Si bien no es la primera vez que cineastas se han visto obligados a tomar decisiones rápidas de cambios en elencos, un movimiento tan audaz por motivos no creativos en una película terminada no tiene precedentes.
TriStar, de Sony, ya retiró el proyecto de la prestigiosa AFI Fest en Los Ángeles, pero el equipo de Scott sigue trabajando para cumplir con el lanzamiento del 22 de diciembre previsto.

Si la decisión de sacar a Spacey fue sencilla, la carrera para terminar la película a tiempo para su fecha de lanzamiento original es más complicada.
Sony e Imperative Entertainment consideraron postergar el lanzamiento hasta 2018, según la revista Variety.

Pero querían que debutara antes de la serie de FX Trust, de Danny Boyle, que también trata sobre el secuestro de Getty y que se lanzará en enero.
También se espera que la película esté entre los favoritos para la próxima temporada de premios, pero debe llegar a los cines a fin de año para tener una oportunidad en los Oscar.

No obstante, este no es un territorio completamente desconocido para Scott, quien fue golpeado por la muerte de la leyenda británica Oliver Reed tres semanas antes de terminar Gladiador (2000).

Kevin Spacey en "All the money in the world". Foto: difusión
Vea el tráiler de "All the money in the World"

Entonces, el director reescribió partes de la película para incluir escenas previamente filmadas con Reed y filmó material nuevo con un doble de cuerpo empalmado digitalmente a la cabeza del fallecido actor.

Si bien el engaño digital nunca es sencillo, la tecnología está lo suficientemente avanzada como para que Plummer pueda hacer gran parte de su actuación contra una pantalla verde, y luego pegarla en las imágenes existentes.

Pero se entiende que la mejor opción es volver a traer a los coprotagonistas Mark Wahlberg y Michelle Williams para que repitan sus escenas junto al suplente.

Se espera que los ocho días adicionales requeridos para que Plummer replique las escenas de Spacey cuesten alrededor de 2,5 millones de dólares, pero el verdadero lastre financiero podrían ser los nuevos trailers y carteles, además de la postproducción.

Si la apuesta vale o no la pena probablemente dependa de cuán hábil parezca el sustituto, así como del grado en el que se logre borrar la mancha del escándalo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)