RESEÑA

La película que le gana a los prejuicios con mucho optimismo

Reseña de Extraordinario la nueva película de la revelación infantil, Jacob Tremblay

Wonder - Extraordinario
Vea el tráiler de Extraordinario, con Jacob Tremblay

Extraordinario es una película que hace que uno se sienta bien gracias a las vidas de sus personajes, que generan felicidad. Sí, para llegar a sensación hay que atravesar algún que otro periplo emocional, pero todo desafío es superado con el optimismo que la historia necesita.

Ese relato es el de Auggie, un niño de 10 años con una deformación facial extrema. Auggie es motivado por su familia -sus padres y una hermana mayor- a abandonar una educación hogareña y asistir a una escuela junto a otros niños de su edad.

Auggie es interpretado por Jacob Tremblay, la revelación infantil de Hollywood en 2015 gracias a su papel en La habitación. Su hermana Olivia es encarnada por Izabela Vidovic y los padres, Isabele y Nate, son personificados por Julia Roberts y Owen Wilson, las dos figuras más conocidas del reparto.

El rostro de Auggie fue sometido a 27 cirugías y el resultado es una cara con cicatrices y una tristeza en los ojos similar a la de un de pingüino empetrolado. Como la película se encarga de establecer en su inicio, Auggie es un niño inteligente y carismático, cualidades nutridas por un fanatismo por la ciencia ficción y una familia amorosa.

La propuesta del director Stephen Chbosky es sencilla: mientras que Auggie debe aprender a lidiar con las reacciones que su presencia genera en la escuela (burlas y rechazo, pero también empatía y comprensión), su familia debe atravesar un crecimiento emocional por su cuenta.

Para quienes no leyeron el libro en el que se basa la película (La lección de August, de Raquel Jaramillo Palacio) puede resultar sorpresivo que el foco de la narración cambie de Auggie a su hermana, quien ha asumido un rol más invisible en la familia debido a los problemas de su hermano. Su punto de vista es interesante, pero no era muy necesario. La unión entre Roberts y Wilson es, sin dudas, el aspecto más inverosímil de la historia. La química amorosa entre ellos es inexistente.

Tremblay, en tanto es el principal encanto de Extraordinario. El niño es más que capaz de actuar bajo el maquillaje al que se sometió y construye un personaje cuyas emociones se sienten reales.

Hay unas buenas enseñanzas sobre la tolerancia en Extraordinario, que como experiencia en el cine ofrece un buen rato. A veces, eso todo lo que se necesita.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)