ESCÁNDALO EN HOLLYWOOD

Obama pidió que Harvey Weinstein sea condenado

El expresidente habló sobre las denuncias de abuso y acoso hacia el productor hollywoodense, del que recibió fondos para su campaña

Barack Obama y Harvey Weinstein
Barack Obama y Harvey Weinstein

El expresidente de Estados Unidos Barack Obama condenó ayer el historial de abusos sexuales por parte del productor de Hollywood Harvey Weinstein, y dijo que  "cualquier hombre que humilla y degrada a las mujeres de ese modo tiene que ser condenado y responsabilizado, sin importar su riqueza o estatus".

Obama, cuya campaña, al igual que la de Hillary Clinton, recaudó fondos en Hollywood gracias al productor, también celebró en el comunicado "el coraje de las mujeres que se han atrevido a contar estas historias dolorosas".

"Y todos necesitamos construir una cultura, incluyendo el empoderamiento de nuestras chicas y la enseñanza en la decencia y el respeto a nuestros hijos, para que podamos hacer que este comportamiento sea menos frecuente en el futuro", dijo.

Obama sobre el caso de Harvey Weinstein

Barack Obama. Foto: AFP
El expresidente se refirió al caso del productor estadounidense"Todos necesitamos construir una cultura, incluyendo el empoderamiento de nuestras chicas y la enseñanza en la decencia y el respeto a nuestros hijos, para que podamos hacer que este comportamiento sea menos frecuente en el futuro

Las palabras de Obama, se suman a las de Clinton, que se declaró "sorprendida y conmocionada" por las revelaciones sobre el importante contribuyente del Partido Demócrata y zanjó que su comportamiento "no puede ser tolerado".

El currículum de acosos de Weinstein no ha hecho más que engrosar en los últimos días, con nuevas alegaciones de actrices como Gwyneth Paltrow, Angelina Jolie o Asia Argento y que se remontan a casi dos décadas atrás. 

Según una investigación de diez meses de The New Yorker, trece mujeres acusan de acoso o abuso sexual a Weinstein desde la década de los 90 hasta 2015 con historias que sobreponen a las que destapó The New York Times el pasado jueves.

Los casos más graves, de violaciones, son tres, entre ellos el de la actriz Asia Argento y el de la antigua aspirante a actriz Lucia Evans, mientras que hay cuatro de tocamientos no deseados que se pueden considerar abuso y otros de exhibicionismo.

Asimismo, dieciséis antiguos y actuales empleados del productor afirmaron haber sido testigos o tener conocimiento de "avances sexuales no deseados" o tocamientos en eventos profesionales o en el lugar de trabajo hacia actrices o modelos jóvenes, a las que convocaba con "pretextos flojos".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)