LUCIANA AYMAR

Leona en el deporte y en la vida

La jugadora de hockey sobre césped, Luciana “Lucha” Aymar es considerada la mejor jugadora de hockey sobre césped de todos los tiempos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Luciana Aymar. Foto: Archivo El País.

Y ella tiene con qué demostrarlo: Oro olímpico en cuatro ocasiones, dos copas Mundiales y varios títulos más. Por lo que el martes se estrena, en Movie Montevideo Shopping: Lucha, jugando con lo imposible, un documental dirigido por Ana Quiroga donde se repasan sus inicios, pero también se muestran sus logros como deportista, así como los fracasos.

—¿Sentís que popularizaste el hockey?

—Tanto yo como la camada de Leonas, junto a un grupo de entrenadores, intentamos cambiar la imagen del hockey en el país. En ese momento no había deportes con integración femenina y nosotras queríamos revolucionar un poco eso. Pero sabíamos que la única manera era consiguiendo medallas, logrando algunos torneos, por lo que cambiamos la manera de entrenar.

—¿Qué pensaste cuando te propusieron hacer una película sobre ti misma?

—Al principio fue raro. No es común que hagan documentales sobre deportistas, por lo que al principio le dije que no (a Ana Quiroga, la directora). Estaba con la cabeza puesta en lo que tenía que jugar y además, porque pensé que si me filmaban me podía desconcentrar. Después, con el tiempo fui viendo algunas cosas que habían hecho, y ahí les dije: "Bueno. Vamos a dejar plasmado por medio de una película todo lo que yo, como otras jugadoras hemos hecho por el deporte". Y así empezamos a grabar.

—¿Cómo recuerdas ese último Mundial?

—Fue raro y bastante difícil para mí, porque me lesioné. Fue un Mundial no esperado, porque me había entrenado de una manera diferente, pensando que iba a poder jugar mucho más y mejor. Pero terminó siendo todo lo contrario. Me tuve que acomodar a una nueva experiencia, fue difícil. Pero como explico en la película, me tocó experimentar algo distinto y también estuvo bueno. Porque como era capitana del equipo pero estaba afuera, fue difícil. Tuve que madurar. Y lo tuve que hacer porque como capitana me tocó vivirlo y tuve que hacerlo.

A partir de ese Mundial no iba a jugar más, pero tomé la decisión de jugar un torneo más, para despedirme en Argentina.

—Defendiste a Lionel Messi tras su decisión de alejarse de la selección, ¿sentiste presión cuando decisiste alejarte?

—Me siento reflejada en él porque cuando uno va escalando, sos el mejor. Las presiones no son las mismas. Ya de por sí, él tiene presión por ser él, por el Barcelona, la selección argentina, presión por ganar el Mundial y demás. Nosotros siempre queremos ganar con Argentina, porque así somos los argentinos. Pero me pareció que era un momento donde él tiene que descansar y nosotros no presionar tanto. Por eso dije lo que dije.

—¿Te sentís una leona en la vida también?

Tuve durante 20 años un estilo de vida en el cual uno va forjando una comunidad. Pero cuando dejás de jugar no te sentís preparado, porque comenzás a vivir cosas distintas. Empezás a vivir en realidad.

Así que el retiro también te permitió vivir.

—Sí. Pero me costó bastante aprender a vivir esta nueva vida distinta.

—¿Cuándo sentiste que eras una figura en los medios?

— Cuando empecé en el seleccionado, los medios empezaron a estar más pendientes de mí. Al principio no era amigable con los medios, porque era muy tímida. Pero cuando fui la mejor del mundo, el entorno estaba más pendiente. Es una mochila muy grande.

—¿Seguís siendo autoexigente?

—Es mi estilo. Uno trata —por medio de la terapia— de no ser así. Digo —en un momento de la película— que estuvo buenísimo haber pasado por el deporte, porque logré un montón. Pero eso no significa que en la vida también lo logre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)