crítica: los que aman odian

Cuando el cine argentino seduce

Guillermo Francella en clave policial

Los que aman odian
Los que aman odian: Francella y Lopilato. Foto: Difusión

El cine argentino sabe dialogar con el espectador. Pero algunas veces lo hace en el código más sencillo y demasiado directo, como con El fútbol o yo. Otras veces toma el camino de lo sofisticado, como en Los que aman odian, película que es a la vez un ameno viaje estético e intelectual. Una parte de ese mérito se basa en la novela homónima de Silvina Ocampo y Adolfo Bioy Casares, que le da al policial un trasfondo de sentidos, de hondura psicológica.

Pero sobre ese material, Alejandro Maci y su equipo técnico crean un universo visual atrapante, que tiene como escenario principal un caserón aislado, sobre una playa, donde irán ocurriendo a buen ritmo los escalonados episodios de esta historia. El espectador recorre con la vista ese mundo refinado, de época, de muebles de estilo y adornos valiosos, que tanto aporta al clima de esta historia de amor. O historias de amor, de pasiones entrecruzadas

La trama puede ser presentada desde varios puntos de vista. Puede ser la historia de un médico homeópata (Guillermo Francella) que viaja huyendo de un amor. Pero puede ser la historia de la relación entre dos hermanas ricas (Luisana Lopilato y Justina Bustos) y la pareja de una de ellas (Juan Minujín). Y esa piña de relaciones entre los personajes es la que hará que al morir uno de ellos, la culpa pueda recaer sobre más de uno.

Que sea una película de entretenimiento no quita que esté llena de sutilezas y cosas para ver. Como los efectos de sonido, que la recorren de principio a fin. O esas tormentas de arena, que se precipitan sobre el caserón, trazando un paralelo entre los tormentos de los protagonistas y la naturaleza.

Esa ambientación de época, tan bien reconstruida, tiene de algún modo un correlato en la propia forma de la película, que juega con habilidad con recursos formales del cine más clásico, con una cámara que también parece haberse quedado en el tiempo. Algunas escenas, como el suntuoso hall de la residencia, con su entrada llena de arena, son altamente expresivas.

En ese contexto el elenco se maneja con eficacia, con un Francella que vuelve sobre un personaje meticuloso, al que llena de verdad. Minujín también construye un personaje enigmático, capaz de despertar la sospecha del público. Si bien en algún punto la trama fuerza un poco la verosimilitud, la historia es seductora, está muy bien llevada a la pantalla, y puede conquistar (y despistar) al espectador de manera progresiva, como en los buenos policiales.

ficha

Los que aman odian [****]

Argentina, 2017. Director: Alejandro Maci. Guión: Alejandro Maci y Esther Feldman sobre la novela homónima de Silvina Ocampo y Adolfo Bioy Casares. Fotografía: Julián Apezteguia. Música: Nicolás Sorin. Sonido: José Luis Díaz. Actores: Guillermo Francella, Luisana Lopilato, Guillermo Francella, Juan Minujín, Justina Bustos, Mario Alarcón, Marilú Marini, Carlos Portaluppi, Gonzalo Urtizberea.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)