vea los videos

Las cinco escenas más divertidas de Ben Stiller

El actor y director cumple 50 años y acá lo recordamos en una de su más destacadas facetas: la de comediante.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ben Stiller

Mi novia Polly (2004)

Pobre Reuben. No solo tiene que lidiar con una caótica situación romántica, sino con un amigo (Sandy, interpretado por Phillip Seymour Hoffman) que no solo se cree gran jugador de básquetbol (en realidad, es muy, pero muy malo) sino que lo manda a marcar a un contrincante que suda bastante. 

Si no puede ver el video, haga click aquí.

    

     

Zoolander (2001)

Derek y Hansel en una competencia feroz, haciendo lo que mejor saben: el ridículo. Stiller y Owen Wilson, que volverán el año que viene en la secuela de esta comedia, son dos modelos con muy pocas neuronas y muchísima vanidad. En esta escena llevan sus egos a la pasarela, bajo la atenta mirada de David Bowie como jurado. Todo arranca bien, hasta que llega el desafío final. La película tuvo un moderado éxito cuando se estrenó en 2001, pero fue creciendo con el paso del tiempo y hoy es considerada como uno de los mejores trabajos de Stiller, que además de actuar también fue el director. Y aplausos para Wilson, también, socio perfecto de Stiller en esto.

Si no puede ver el video, haga click aquí.

Locos por Mary (1998) 

Stiller es especialista en personajes de hombres cuyas citas románticas son un desastre. Como esta, donde subestima al "perrito" de su cita y se desata una batahola tremenda. 

Si no puede ver el video, haga click aquí.

La familia de mi novia (2000)

Greg Focker no da pie con bola. Se esfuerza muchísimo, pero fracasa con total éxito. En este partido de voley acuático familiar tiene que sobrellevar abundantes burlas de todos, en particular del suegro (De Niro), hasta que cree que llega su momento de redimirse. Owen Wilson aparece una vez más junto a Stiller. 

Si no puede ver el video, haga click aquí.

Dodgeball (2004). 

Un engreído, y estúpido, de importantes dimensiones. La escena no dura mucho, pero Stiller mete un gag atrás del otro. Desde el short con bulto aumentado, pasando por el peinado hasta la ropa y los cuadros. Todo es un desastre muy gracioso. 

Si no puede ver el video, haga click aquí

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)