CINE

Cannes con su primer abucheo el día de la apertura

La nueva película de Arnaud Desplechin no fue bien recibida.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Moore: realizará una película sobre Donald Trump. Foto: Reuters

El Festival de Cannes es temperamental. Cada año las películas que allí se presentan son aclamadas o abucheadas por los asistentes. No hay espacio para los tímidos.

Este año los abucheos comenzaron el primer día con la película Ismaels Ghosts, del francés Arnaud Desplechin, que abrió el festival.

Se trata de un director que llegó por primera vez a Cannes hace 25 años con su segunda película, La sentinelle. Desde entonces, siete de sus largometrajes se han estrenado en el festival y varias han competido por la Palma de Oro.

Esta película de Desplechin, y protagonizada por Marion Cotillard, no fue bien recibida, más allá de que los abucheos en Cannes no son una vara con la que hay que medir las películas. Taxi Driver (Martin Scorsese, 1976), María Antonieta (Sofia Coppola, 2006) o Bastardos sin gloria (Quentin Tarantino, 2009) tuvieron la misma recepción en este festival.

Una recepción más dividida tuvo la nueva película de Todd Haynes, Wonderstruck, que protagonizan Julianne Moore y Michelle Williams. Mientras algunos afirman que es la mejor película del director de Carol, otros la consideran una película sensiblera, infantil y hasta una decepción.

Mejor acogida tuvo la película del ruso Andrei Zvyagintsiev (nominado al Oscar por Leviatán) con su película Loveless, una misteriosa y espiritual historia que tuvo los primeros aplausos, y que el crítico Peter Bradshaw del diario inglés The Guardian la da como una seria candidata a la Palma de Oro de este año.

Mercado.

Cannes, con todo, es más que un festival. En paralelo a las exhibiciones se arma todo un mercado donde se compran y venden ideas y películas.

El documentalista Michael Moore llegó hasta La Croisette no para presentar una película (su Farenheit 9/11 ganó la Palma de Oro en 2004), sino para anunciar que está realizando un documental sobre el presidente Donald Trump.

Es que Moore se ha propuesto ser una piedra en el zapato del presidente de Estados Unidos con su nuevo documental, que se llamará Farenheit 11/9 y con el que pretende empeorar la imagen pública del mandatario. Tampoco se necesita mucho para hacerlo.

Nuevos formatos.

Quien también regresa a Cannes es el mexicano Alejandro González Iñárritu, quien presentará la primera película de realidad virtual del festival. Una experiencia como nunca antes se vio es lo que promete Carne y arena, el título con el que se presentará fuera de competencia.

El doble ganador del Oscar (por Birdman y El renacido) explora en ella las condiciones humanas de los inmigrantes y refugiados. Está basada en hechos reales y permitirá, gracias a este novedoso formato, experimentar de manera directa las dificultades de vida de los refugiados.

Esta fiesta se celebrará hasta el 28 de mayo y, como todos los años, despierta pasiones en los espectadores. Y siempre logra su cometido: ser una ventana a las películas del año.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te puede interesar
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)