CINE

A 50 años de “El graduado”, Hoffman es cuestionado por las acusaciones que enfrenta

El presentador de la cadena HBO John Oliver preguntó al actor al respecto de las denuncias en un evento público

Dustin Hoffman
Dustin Hoffman. Foto: Wikimedia Commons

"Señora Robinson, está usted intentando seducirme, ¿no es verdad?". La icónica frase de un joven Dustin Hoffman rendido ante los encantos de Anne Bancroft resume 50 años de seducción, crítica social e incomunicación.

El graduado, ganadora del Oscar al Mejor director para Mike Nichols y nominada a otros seis galardones se convirtió en el título más visto de 1967 en Estados Unidos, con más de 100 millones de dólares.

La película, que adquirió categoría de clásico gracias a la inocencia y la confusión de Hoffman, la picardía de Bancroft, las melodías de Simon & Garfunkel y su ilustración del fin del "sueño americano", fue uno de los primeros exponentes del Nuevo Hollywood.

Ese movimiento transformó la anquilosada industria de los grandes estudios para apostar por temas como el sexo y la violencia, a través de los ojos de una nueva oleada de cineastas rupturistas como Martin Scorsese, Francis Ford Coppola y William Friedkin, entre otros.

Afiche promocional de "El graduado"
Vea el tráiler en inglés de El graduado

En la obra, el personaje de Hoffman, sumido en un océano de dudas sobre su futuro, regresa a casa de sus padres para asistir a una celebración por su reciente graduación. Allí conoce a la señora Robinson, esposa del socio de su padre, con quien inicia un romance.

Esa relación marcará de forma decisiva la siguiente relación sentimental que mantiene Ben, precisamente con Elaine (Katharine Ross, también nominada al Oscar como Mejor actriz de reparto), la hija de la señora Robinson.

En realidad, aunque el personaje de la señora Robinson se perfiló como una mujer mucho más mayor que el protagonista, Bancroft únicamente tenía seis años más que Hoffman, que, a sus 30 años y en su primer gran papel en el cine, interpretó a un estudiante de 21.

Un capítulo manchado en su carrera

La película supuso todo un símbolo de la revolución sexual, aunque 50 años más tarde, Hoffman está viviendo uno capítulo polémico de su ilustre carrera tras haber sido acusado de acoso sexual por la escritora Anna Graham Hunter.

Hunter aseguró el pasado 1 de noviembre que Hoffman, que tiene 80 años en la actualidad, la manoseó durante el rodaje del telefilme Death of a Salesman, y habló de temas sexuales de forma inapropiada con ella.
A esa acusación se sumó otra de la productora Wendy Riss Gatsiounis, quien denunció una situación similar durante una reunión con él en 1991.

El lunes pasado, el presentador de HBO John Oliver preguntó a Hoffman al respecto en un debate sobre el vigésimo aniversario de su película Mentiras que matan.

En esa película, Hoffman interpreta a un productor de Hollywood al que le encargan que invente una ficción para desviar la atención de un escándalo sexual que atañe al presidente de Estados Unidos.

"¿Crees todo lo que lees? Hay una razón por la que este tema no ha salido a relucir en 40 años", declaró.

Durante la agitada discusión entre ambos, también se hizo alusión a los comentarios que en su momento hizo Katharine Ross, que acusó a su compañero de reparto de haberla manoseado durante el rodaje de El graduado. En numerosas ocasiones, Hoffman reconoció que pellizcó el trasero de la actriz "para ayudar a aliviar" las tensiones del rodaje.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)